domingo, 21 de septiembre de 2008

Sonata-Adioses de Manuel J. Ruíz Torres

cierto
que después del amor
la boca seca te hace mudo:
tu lengua cabría
en un pequeño estuche
gastada como si el roce
hubiese sido
en un cartel metálico,
es difícil lo comprendo
articular
una palabra que te cierre
un ojo y después otro
decir
hermoso fotografiarte así
sin que parezca juicio
ni una excusa para no olvidarte
ambiguo
como es el lenguaje agradecido
me aferro a ti
te memorizo por si acaso
fueses un invento mío
Manuel J. Ruíz Torres nació en Algeciras (Cádiz) y allí nos conocimos en la década de los ochenta. En 1997 Cuadernos de Al-Andalus le publicó este libro que me dedicó refiriéndose la sonata de Beethoven que por la época yo practicaba y a la manera en que nos desamamos.
Nunca le he dicho cuánto le agradezco todos los poemas del libro y los días que compartimos. Sé que ahora se dedica a la narrativa y que le va bien.

2 comentarios:

Dédalus dijo...

Le ha de ir bien a tu amigo Manuel, a la vista de esta sonata tan cargada de sugerencias e imágenes rotas, formando un bello todo.

Saludos, Izaskun. Y gracias por esta presentación.

Lauren Mendinueta dijo...

Querida Izaskun ¿ya viste en el blog de Antonio Sarabia www.losconvidados.com? Publicó un cuento tuyo, magnífico. También uno mío. Un abrazo,
Lauren