domingo, 21 de diciembre de 2008

LA REALIDAD Y EL DESEO, Olga Orozco

En uno de esos imprevisibles momentos en que el desahogo me brota con palabras sobre las paredes sucias de mi casa escribí encima de mi cama "Aquí yace la inasible distancia entre la realidad y el deseo". La frase en lápiz azul y rojo sigue siendo la cabecera de mis sueños y hoy, ya decidida a pintar pronto esa pared, les copio este poema de Olga Orozco dedicado al inigualable Luis Cernuda. El poema forma parte de las Mutaciones de la realidad escritas en 1979 y yo lo compré hace nueve años en un libro recopilatorio que lleva el título de Eclipses y Fulgores. El libro es todo una joya incluyendo el prólogo de Pere Gimferrer.



LA REALIDAD Y EL DESESO
Olga Orozco
A Luis Cernuda
La realidad, sí, la realidad,
ese relámpago de lo invisible
que revela en nosotros la soledad de Dios.
Es este cielo que huye.
Es este territorio engalanado por las burbujas de la muerte.
Es esta larga mesa a la deriva
donde los comensales persisten ataviados por el prestigio de no estar.
A cada cual su copa
para medir el vino que se acaba donde empieza la sed.
A cada cual su plato
para encerrar el hambre que se extingue sin saciarse jamás.
Y cada dos la división del pan:
el milagro al revés, la comunión tan sólo en lo imposible.
Y en medio del amor,
entre uno y otro cuerpo la caída,
algo que se asemeja al latido sombrío de unas alas que vuelven desde la eternidad,
al pulso del adiós debajo de la tierra.
La realidad, sí, la realidad:
un sello de clausura sobre todas las puertas del deseo.
Olga Orozco, Eclipses y Fulgores,
Lumen, 1998, pág. 83.

12 comentarios:

Miriam Jerade dijo...

Gracias por el poema de Orozco, sí, Cernuda es inigualable, "allá lejos, donde habita el deseo". Quisiera recopiar tu frase en la cabecera de mi cama, ahí quizás sea la mejor pizarra para las matemáticas de ese diferendo infinito entre realidad y deseo. Te abrazo. Miriam

Raquel T. dijo...

Yo quisiera tatuarme tu frase en el alma, mi reina Izaskun, y quisiera estamparme los versos de Orozco en la piel, para conservar la necesidad amarga de la realidad, pero también para memorizar la dulzura del evasivo deseo, del huidizo sueño... Mezcla que alimenta como el pan.
Gracias por los versos, por tu frase y por tu cabecera.
Abrazos que escojo llenos de irrealidad (¿por qué no?...)

sergio astorga dijo...

Izaskun, seré materialista, ese lápiz azul y rojo los conservas?
Esa frase abre un boquete en la cabecera de mi cuerpo.
Un abrazo tangible por transparente.
Sergio Astorga

siempreconhistorias dijo...

Querida Miriam, no tengo tiempo para leer todo lo que debo antes de nuestra charla (sí tengo la obra de Arendt, no toda). Me gustan tus ideas tanto como tus recetas y las realidades que no te clausuran.
Espero que nos resepamos pronto. Mientras un abrazo pluridimensional.
Izaskun

siempreconhistorias dijo...

Gracias Raquel por los deseos que me proyectas, por la irrealidad que recupero, por la poesía que derramas.
Mil gracias y todos los tiernos abrazos para ti, princesa.
izaskun

siempreconhistorias dijo...

Cuando tenga cámara te sorprenderé, Sergio, o eso espero. Mientras tanto sí tengo los lápices (normalitos y corrientuchos) y espero que la cabecera de tu cuerpo se recomponga.
Un abrazo colorido.
izaskun

Triana dijo...

Fantástico el poema de Olga y que decir de uno de mis amores poéticos, sus poemas siempre están en mi mesita de noche.
Creo recordar esos lápices, rojos por un lado y azules por otro, y si se trata del mismo,aun conservo algunos entre mis antiguos materiales de las clases, es toda una reliquia.

Un abrazo fuerte Izaskun y Felíz Navidad para ti y los tuyos.

siempreconhistorias dijo...

Gracias Triana por venir. Una reliquia los lápices, coincido, y una maravilla la poesía de Olga Orozco. Un fuerte abrazo para ti y sí: ¡Feliz Navidad!

TOROSALVAJE dijo...

El poema es impresionante, pero tu frase no le va a la zaga.

La realidad solemos enmascararla para poderla digerir y aún así nos araña la garganta.

Besos.

siempreconhistorias dijo...

Y así la tengo, la garganta siempre requetejodida. Muchísimas gracias por tu visita. Besos a ti y que los cascabeles de esta noche sean sólo acompañamiento musical y no parte de reptil.
Un abrazo.
Izaskun

maribel dijo...

SI DE ALGO ME ENCUENTRO AGRADECIDA EN ESTE NUEVO MUNDO PARA MI. ES DE ENCONTRAR RINCONES CON POESIAS COMO ESTAS .GRACIAS POR COMPARTIRLAS FELIZ AÑO Y HASTA SIEMPRE .BESOS

siempreconhistorias dijo...

Bienvenida, Maribel. Magníficos los poemas de Olga Orozco, sí. Y yo agradecida por tu visita y comentarios.
Besos y Feliz Año.
Izaskun