martes, 14 de julio de 2009

EQUILIBRIO

Me inclino a la defensa del desequilibrio y las pasiones, de los excesos y las debilidades, de lo que sueño. Estoy harta del discurso de la equidad, de la serenidad, del autocontrol y la tolerancia. De mi historia me siento fatigada y me contradigo procurando salidas poco airosas que pocas veces acometo. Y es que, aun no queriendo, tengo una mente cuadriculadita como papel milimetrado que me aleja de cualquier atisbo de creatividad y me impone el uso continuado de contrapesos en busca de un equilibrio al que nunca llego. Y tengo dos hijos aunque soy amante de los impares, y me requiero en perfecciones irreales que me angustian incesantes. Y ahora que podría, algunos así lo dicen, disfrutar de este paro que comienza a asfixiarme me impongo absurdos cumplimientos y por crearme me creo hasta oBLOGaciones. Y así me descubro machacándome por no haber subido algo de Tomás el domingo 12 habiendo subido el 7 un texto de Adalberto. Y de este modo me siento injusta y me decepciono y así justifico malos humores que probablemente tienen más que ver con mis ovarios que con mi cerebro, y continúo insatisfecha y plena de ansiedades y defectos. Y me fuerzo a escribir para decirles que Tomás se niega a escribir algo, probablemente por los muchos halagos que recibió su hermano, y que me regala un dibujo para el blog lleno de colores que se quedan lejos de las innumerables luces de su mirada, y que me tranquiliza tomándome la mano desde su felicidad de seis años y susurrándome "sshh, tranquila, sshh" mientras se pega a mi pecho. Y me inunda de nuevo el miedo para no variar. Y es que Tomás, siete años cumplirá en próximo mes, es un enorme bebé leoncito repleto de una bondad que asusta pues más allá de sus rabietas posee una aprentemente innata tendencia a la justicia y

aunque yo y las chicas de su clase lo encontramos guapísimo, y aunque tiene una extraordinaria capacidad de aprendizaje y una naturaleza en general extrovertida y triunfadora, aunque a veces apabulla a su hermano, aunque es un niño sano yo me siento asustada sin terminar de reconocerme madre, muerta de miedo ante tanta responsabilidad.


Y ahora que escribí más de mí que de Tomás (ya tengo qué echarme en cara) les dejo su dibujo de casa llena de ventanas azules hasta de su deseado ojo de buey, de casa colorida llenando el espacio como lo llena su presencia de niño cariñoso y dispuesto a compartir, de casa con sol y nubes, con frío y calor, con rectángulos y círculos, con suelo y tejado.








Aquí queda, para tod@s la casa firmada de Tomás. Y de antemano mis gracias por escuchar.

21 comentarios:

Lena dijo...

Dile a Tomás que yo quiero vivir en una casita así.

Que de ahora en adelante, antes de dormir, voy a cerrar los ojos muy fuerte y a desearla mucho.

Dile a Tomás que digo yo que tiene una mami muy chuli, muy chachi, muy guay.

Bellos tus hijos...bellísimos.

(Nos cobran caro los desequilibrios, I. pero vale la pena, de vez en cuando, darse el lujo de la asimetría)

Tres besos para tres soles que alimbran Tenerife!

TORO SALVAJE dijo...

Que bien dibuja.
Yo a esa edad no sabía ni coger correctamente los colores.
Mi aplauso para Tomás, y le animo a que siga dibujando y nos los enseñe.
Bravo por él.

Besos.

impersonem dijo...

Me gusta el dibujo de Tomás, es una casa perfecta...dibuja muy bien.

En cuanto al texto creo que de "mente cuadriculada" nada, lo que has escrito sobre una circunstancia o varias del presente que vives y la forma en cómo lo has hecho denota una sensibilidad y creatividad evidente.

Es cierto que el pulso de la vida, en su transcurrir, nos llena de inquietudes, y cuando se tienen hijos tal vez más...pero cada paso que damos nos pone en una perspectiva diferente a la que teníamos en el paso anterior (aunque sólo sea por la experiencia que vamos atesorando)y por ello intentar preveer desde donde estamos lo que ha de ser y lo que debieramos hacer para que sea de tal o cual manera es harto complicado, con lo cual, tal vez sólo nos quede atender al presente lo mejor que podamos en base a lo que nosotros creemos y pensamos...y lo demás creo que, con mayor o menor equilibrio, saldrá bien.


Espero que Tomás se anime y podamos disfrutar de muchos más de sus dibujos...

Besos.

Isabel Romana dijo...

Genial el dibujo de Tomás. Me gustan mucho las formas y los colores, están llenos de vitalidad. Felicítalo de mi parte, por favor. Y dile que lo animo a seguir dibujando de una manera tan bonita. Besos.

eva-la-zarzamora dijo...

Me gustan los colores que ha elegido Tomás. Menos mal que te sentiste culpable y nos lo presentaste. Su chimenea es como la que se ve en los tejaditos de París. Dile que su firma, es la de alguien con carácter, por el marcado acento en la vocal fuerte.
Carácter en parte heredado de su madre, sin duda, quien encabeza esta entrada con un estilo propio y ya inconfundible.
Muchos besos a ambos.

sergio astorga dijo...

Izaskun, para tus inclinaciones al desequilibrio tu sentido de equidad se contrapone.
Esta casa que nos enseña Tomás, sólida y llena de ojos ventanas y un sol con rayos tentáculos y un arácnida chimenea nos habla de su sólido mundo de niño. Con la mirda en el mundo exterior, gracias a su arropamiento casero.
Por favor un abrazo a Tomás y mi felicitación, que ha usado la gama de frios espelndidamente y el toque cálido del amarillo dinamiza la composición.
Un abrazo coloreado.
Sergio Astorga

iliamehoy dijo...

Con parecida tendencia a los desequilibrios, luchando casi sin tregua contra las cuadrículas que me salen al paso, te envío mi complicidad para que asustes al miedo que anidó en tus pensamientos.
Ese niño Tomás tiene color y fuerza.
Somos valientes,aún sin saberlo ni notarlo.
Una sonrisa sin par

Anónimo dijo...

hola Tomi ese dibujo es una preciosidad sigue así.
Ana

Anónimo dijo...

Tomi dile a tu madre que te deje publicar más dibujos.
Tu prima favorita Ana.

Maribel dijo...

Pues felicita también a Tomás por esta casa preciosa, tienes dos artistas (y tienen a quien parecerle), y aunque tú como madre quieras poner "equidad" y dar a uno lo que diste al otro eso es imposible, porque son ellos los que son distintos.

Me encantan tus oBLOGaciones.

Un abrazo.

Amanis dijo...

Los psicólogos dicen que el humo significa calor familiar...Izaskun,cuidado, os vais a quemar. Me encanta la casa de Tomás y también me gustó la de Adalberto con su gato callejero. Un beso para cada uno.
Amparo

Esponjita dijo...

Qué hermosa casa y qué hermoso niño. Y qué hermosa madre, que hasta a mí me tocan a veces sus apapachos.
No te recrimines el recriminarte. Ya es mucha recriminación... los amores y los afectos son como son, y así son más hermosos, y no como debe ser.
Y si somos del tal modo que sólo vemos cómo debemos ser y nos desesperamos de cómo somos... ¿será simplemente que así somos?

Te quiero mucho Iza, y eres linda y por eso tu Tomás es lindo, y por eso su casa es linda. Dice el Dominico, tocayo de tu Tomás, que no hay perfección en el efecto que no esté en la causa. Y causa eres tú de tanta belleza.

Saulo dijo...

Hola Tomás.

Soy Saulo. Tu madre me invitó a ver el dibujo de tu casa que colgaste en su blog. Me gustó el sol y la casa, sobre todo la ventana redonda.

La chimenea negra no me gusta mucho.

Yo voy a poner en el blog de mi padre (archipielágico) un dibujo de una casa hecho por mí. Échale un vistazo y enséñasela también a tu hermano. Ya me contarán qué les pareció.

Oye, ahora que estamos de vacaciones, podríamos coincidir algún día en un parque o algo así. Donde podamos jugar, saltar, dibujar... lo que nos apetezca.

Venga, ya quedamos.
Abrazos.

Mega dijo...

Una casa iluminada por dentro y cimbreante
pintó Tomás
tan hermosa
que no es cualquier cosa... ;-P

Un beso para ambos

siempreconhistorias dijo...

A todas y todos muchísimas gracias en nombre de Tomás que está contentísimo de haber cosechado tantos y tan buenos comentarios. Y más gracias de mi parte que me siento orgullosa de mi niño y su uso de los colores y algo más tranquila gracias a los ánimos que ustedes me dan.
Si me lo permiten quiero darle la bienvenida a impersonem y agradecerle su coomentario. También a Saulo que tiene una casita preciosa en el blog de su padre y a Amanis que nos brindó su primer comentario.
Gracias a todas-os.

Adalberto dijo...

ME ENCANTAN LOS RALLOS DE SOL QUE DAN A LA CASA . SIGUE DIBUJANDO,ANIMO CAMPEON.ADALBERTO.

Adalberto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Triana dijo...

Izaskun despues de leerte y leer los comentarios, ya han dicho casi todo lo que se puede decir. Yo quiero ser igual de cuadriculadita que tu, y Tomás estoy segura de que está orgulloso de su madre, se percibe en él a un niño feliz lleno de colores y con alma transparente. Dile que si subasta esa preciosa casa que no se olvide de avisarme, que me la quedo.
Un abrazo muy fuerte para los dos.

Cachalote dijo...

¡Hola Tomás! A mí también me gusta tu dibujo, y lo que más lo que más, ese sol colorado que da impresión de ser muy caliente, como el de verdad. Un saludo.
*

siempreconhistorias dijo...

Querida Triana, muchas gracias por tu comentario. Tomás está encantado con el éxito de su casita y yo con él. Paso a visitarte pronto... ¡Prometido!
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Cachalote querido, me duele la cabeza mucho, debe ser de estrujármela pensando quién está en ti.
Besitos.