lunes, 7 de diciembre de 2009

DE VISITA

El señor Ángel Adanero, el mismo que creó y administra el blog del Teléfono Llorón que tanto me recuerda aquella lejana Voz Humana sentida en el cine, no por Almodóvar sino por el blanco y negro italiano, abrió este mes las puertas de su bitácora (no puedo evitar sentirme embarcada cuando lo escribo) a otras voces. Y allí me instalé.
La cuestión es que el caballero del teléfono hizo una invitación y yo, de listilla, sin conocer las condiciones, me apunté. Pronto supe que para efectuar la visita debía hacer una entrada relacionada con alguna música que el anfitrión decidiría para mí. Me entró el pánico. A los pocos días llegó la música, y...
... aunque estoy de visita me permito invitarlos a compartir conmigo los nervios de quien llega a un nuevo espacio. Por aquí los espero, no sin antes decirles, porque así lo siento, que estoy profundamente emocionada, sinceramente conmovida, infantilmente ilusionada con el éxito de Evo Morales en las elecciones bolivianas. Pero mejor me dejo de preámbulos y.
Gracias, abrazos, besos.

19 comentarios:

Malvada Bruja del Norte dijo...

Ahora me paso por allí...

Gemma dijo...

Yo también...

TORO SALVAJE dijo...

Voy corriendo.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Mi navegador, Chrome, no me deja comentar, me sale un aviso de que hay alojado otro blog allí, o algo así que puede contener software malicioso.

Besos.

sergio astorga dijo...

Izaskun, voy y regreso. Esa clave del éxito me suena, me suena bien.
Abrazos rotundos.
Sergio Astorga

Isabel Romana dijo...

Felicidades. Ha quedado un relato perfecto... Besotes.

Abol dijo...

¡Qué historia más perfecta!
Aló? Aló? ¿Me escuchas???

Kizzes
L.

RGAlmazán dijo...

Un placer haberte descubierto en el Teléfono llorón y comparto alegría contigo por el triunfo de Evo.
Besos.

Salud y República

eva-la-zarzamora dijo...

Voy para allá.

Besos, linda.

Adanero dijo...

Que andaba yo perdido y se me olvidaba algo muy importante.
Gracias miles, Izaskun. Que lo mismo no son miles y son seis arriba seis abajo. Vete tú a saber.

Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Muchísimas gracias, brujita. Me alegro de que te haya gustado.

siempreconhistorias dijo...

No corras, Gemma, que tampoco es para tanto. Muchas gracias por tu presencia constante.
Besos.

siempreconhistorias dijo...

Querido Toro tu presencia me ayuda siempre. Si no puedes comentar pues a cambiar de programita hombre.
Un beso fuerte.

siempreconhistorias dijo...

Rotundos abrazos, querido Sergio, a la familia, incluso en Navidad.

siempreconhistorias dijo...

Muchísimas gracias, Isabel, es todo un privilegio contar con tu presencia.
Besos.

siempreconhistorias dijo...

Querida Loba, millones de gracias. Oído cocina, aunque no sé si de algo servirá.
Besos.

siempreconhistorias dijo...

Señor Rafael, un placer haberme dejado conocer por usted. Muchísimas gracias por venir a comentar.
Salud y República.
Izaskun

siempreconhistorias dijo...

Gracias Evita. Muchas gracias.

siempreconhistorias dijo...

Miles de nadas, señor Adanero, con el seis hacia arriba y hacia abajo que siempre da juego. Gracias a usted por dejarme participar.
Beso.