viernes, 8 de enero de 2010

OYÉNDO(ME)

Advierto a los navegantes que lo que a continuación escribiré es el fruto cansado de reflexiones no analizadas, que escribo hoy sobre la marcha y riesgo y que si alguien busca rigor ético o estético será mejor que abandone a tiempo porque esta señora, en este momento, lo único que desea es mover los dedos acalambrados y buscar el sueño. Todo lo que en adelante va es cierto desde mí (que ya saben quines me conocen que no creo en objetividades) y puede ser considerado confesión a lo zambrano (que sí, que ya estoy en casa y me he puesto a releer a Doña María, que ya dije que la echaba de menos) o simple desenfreno verbal de noche de luna oculta. Quiero contarles (creo, pese a las dilataciones en que estoy incurriendo) cómo me oigo en el tiempo. O bajo el tiempo, o a través de él (que nunca sé cómo funciona el tiempo ni cómo lo hago yo). Decirles de las músicas que me identifican (o de los amores que me sacaron música). Escribir, otra vez, hacia mi soledad. (Y dejo la introducción que las noches que me pongo parenticosa preceden días de resaca como esas de prerregla que detecto por las ganas de tomar vodka con naranja). Y ahora no sé qué color debo/ quiero poner.

No hace falta que lo diga
Mi silencio te lo grita:
Te amo
M. Ross


Quiero
Beber en esta noche asmática
Bucear el tiempo
Vestirme de sonidos
Reencontrar el amor
OírME

Quiero:
Era una niña sumergida en músicas ajenas
Callada de miedos
Sufriente de ironías viejas
Herida de amor
Gordita y mal entonada
Los Beattles en el Yellow Submarine la acompañaban
Y Tom Jones Y Ella Fitzgerald
Y algún flamenco que su madre forzaba

Oír:
Le pusieron música por ver si afinaba
Se enamoró de Bach
Soñó zarzuelas
Besó la almohada amando al compañero que escuchaba a Víctor Jara

Mi vida:
Era una joven apasionada
Paseante enamorada
Descubridora del sexo
Y la palabra
Bach salía de sus dedos contra el piano
Tubular Bells del tocadiscos sonante en sus coitos
Y Tangerine Dream
Y Supertramp Y Víctor Jara

En:

Los amores tenían sonido y sabor
Y fue Silvio Rodríguez y su mujer con sombrero
Y siguió sonando Bach
Y Chopin se materializó en las manos de Pollini
Y en su nariz los sueños
Y entró el sur en su cama

20:
Y la vida corría a su encuentro
El hombre que la vivía leía en voz alta
Tocaba en escenarios de lujo
Le dedicaba desde el micrófono "Eu se que voi te amar"
Y Silvio crecía
Y la ópera la guardaba a diario
Y los lamentos tenían ritmo
Y los sueños escenografía
(Aun te amo, Juan)

30:
Era una mujer que buscaba sus sonidos
Y volvió al Jazz y a él
Y se envolvió en Miles Davis
Y en el miedo
Y en Conrad
Se saturó de Saint Sains
Vomitó tangos en voz de mujer
Se perdió y buscó en Bach su flotador
El ruido se introdujo
Gestó nuevas vidas
En silencio serenó

40:
Era una mujer inmadura
Y se vistió de sonidos ajenos
Y se comió el pop que su juventud no tuvo
Se refugió en Monteverdi
Abrió de nuevo sus pabellones al sur
Empezó a moverse con la canción francesa
Se olvidó de su mala oreja

y más:
Y
Los sonidos se hicieron de su deseo
Y el tiempo enmudeció de variedad asumida
Y el amor se volvió sincero
Y los días tomaron su ritmo
Al fin el May Way en la voz y pese a la ideología
El camino abierto a pisadas nuevas
El oído garantizando la acercanza de mis tiempos
Los sonidos puentes
Los amores nexos
Y la vida
El tiempo

Y que sí, que debí escribirlo en negro, y que las cosas se hacen con más tiempo y se leen antes de enseñarlas y.
Gracias a todas y todos.

40 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

El tiempo.
Nada más y nada menos.

Besos.

ybris dijo...

Caramba, amiga. Qué bonito.
Precioso análisis de tu tiempo entreverado con tu música.

Y el color es lo de menos.

Besos.

Juanma dijo...

Uf, qué recorrido tan fascinante. Qué bueno escribir así, desnuda. Qué bonito color de piel, por cierto.
Esa mujer con sombrero de Silvio, esa guitarra, nos ha dado para tanto. "Y entró el sur en su cama"...tremendo. Los amores con sonido y sabor, el ritmo de los días...cómo coño funcionará el tiempo.

Besos.

Arruillo dijo...

Eres tan transparente que a veces dudo que haya alguien que no entienda tus manifiestos. Preciosa descripción a vuelapluma de toda una vida. Dentro de la normalidad que da la ausencia de festejos, te deseo el mejor año de tu vida.
Un abrazo

marisa dijo...

Es genial Izaskun, vertiginoso, vivo, profundo...Como tú.Mil besos

iliamehoy dijo...

De verdad "todo esto" te ha salido en poco tiempo???. Una vida llena de ritmos que asoma desde/hacia tu soledad. Simplemente miro y te admiro.
Una sonrisa

MentesSueltas dijo...

Hola, me gusta el estilo de escribir, mientras nos dictan... nos guian para hacer trazos y dejar sensaciones.

Te abrazo
MentesSueltas

Camille Stein dijo...

los murmullos del tiempo, sonidos que desde el puente del pasado nos susurran la esencia y la síntesis de toda una vida...

un beso, Izaskun

Ciberculturalia dijo...

Estupendas reflexiones muy a tener en cuenta y las compartes a través de tu arte, a través de tu poesía.
Gracias Izaskun
Un beso

Malvada Bruja del Norte dijo...

El color malva es el color de los "sueños" y fíjate que aunque casual, no creo que así sea...ya sabes, la intuición a veces nos toma la delantera.

¡Que bello texto! Discurrir por tus edades a través de la melodía del amor y el tiempo...

Gara dijo...

Cómo te quiero.

Maribel dijo...

No dejas de sorprenderme. Desconozco si la fuerza te la da doña María, el insomnio o el desenfreno verbal de noche de luna oculta, pero es verdaderamente maravilloso lo que escribes. Musicalmente maravilloso.
Un abrazo de domingo.

NáN dijo...

Ay, el tiempo. Todo lo escruta.

Abol dijo...

Excelente remedio oír los caracoles del alma, querida Caracola.
Vivan tus palabras.

salvadorpliego dijo...

Muy interesantes las imágenes que creas con estos versos.

Un placer leerte.
Saludos.

Isabel Romana dijo...

Un recorrido vital marcado por la música y por tu música poética. Hermosísimo. Un abrazo, querida amiga.

Lena dijo...

Me has dejado boquiabierta.

Removida.

¿Sabes que las gorditas mal entonadas siempre son las más amadas?

Y de la confluencia de almohadas bachiannas y jarianas...no sé...me trajo recuerdos propios y ajenos.

Leerte en un café más que en mi casa.

Eso me habría gustado.

Un abrazo inmenso, Izaskun.

Reabro Mil Orillas, estoy de vuelta-

impersonem dijo...

Impresionantemente magnífico... un poético resumen vital muy bien hecho.

Besos.

sergio astorga dijo...

Izaskun, al oírte, nos oímos, y siempre Bach en contrapunto.
El tiempo nos envuelve al desvestirnos.
Un abrazo sonante.
Sergio Astorga

siempreconhistorias dijo...

El tiempo, querido Toro. La vida que nos transcurre y yo hecha unos zorros.
Beso.

siempreconhistorias dijo...

Querido Ybris, me emociona sentirme su amiga. Sus palabras me animan a continuar. Beso.

siempreconhistorias dijo...

Eso quisiera saber yo, Juanma, cómo coño funciona esto. Dio para mucho Silvio, y sigue dando (al menos a mí). Gracias por pasarte por mis letras. Sabes que eres un escritor al que admiro. Y el hombre ejemplar de enamorado.
Besitos a los cuatro.

siempreconhistorias dijo...

Tan transparente, querido Arruillo, que a veces me presentan a las mismas personas cientos de veces y siguen sin conocerme.
Muchísimas gracias por venir. Y por ser.
Besitos.
Más a Nerea.

siempreconhistorias dijo...

A veces, hoy, me siento muerta Marisa. Entonces te leo y remonto el vuelo. Gracias. Muchas gracias querida amiga.
Besos.

siempreconhistorias dijo...

Queridísima Ilia, cada sonrisa tuya se convierte en mi aliento. Hacia la soledad, en efecto.
Beso.

siempreconhistorias dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Mentes Sueltas.
Un abrazo,

siempreconhistorias dijo...

Esos susurros querido Camille me enloquecen a veces.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Gracias a ti, CarmenCiberCulturalia. Arte poco pero recuerdos ni te cuento.
Besos.

siempreconhistorias dijo...

Y de la locura, brujita, que porque sueño no tengo. Muchas, muchísimas gracias por estar.
BEso.

siempreconhistorias dijo...

Y yo, Garita. Cómo y cuánto.
BEso.

siempreconhistorias dijo...

MAribel, mil gracias por las palabras que me dedicas y que tanto me animan.
Un abrazo fuerte.

siempreconhistorias dijo...

Todo, todo, NàN. Bien lo sabes.
Gracias por venir.
Abrazo

siempreconhistorias dijo...

Caracolas casi bucios las que me resuenan, querida Loba.
Gracias sonoras.

siempreconhistorias dijo...

Todo un privilegio tenerlo por aquí, señor Pliego. Muchas gracias por sus ánimos.
Un abrazo

siempreconhistorias dijo...

Querida Isabel, me emociona siempre saberla cercana. Le agradezco mucho, muchísimo, cada una de sus palabras.
Un abrazo,

siempreconhistorias dijo...

Qué alegría tener otra vez orillas donde recalar Lena. Ya hui y engullí. Millones de gracias por venir.
Besitos en la cafetería.

siempreconhistorias dijo...

Muchísimas gracias, impersonen, ¡son tantas las músicas de nuestras vidas!
Un abrazo,

siempreconhistorias dijo...

Punto contra punto, querido Sergio, siempre, en paralelo o en espejo, con cangrejo o sin él, y con bajo continuo.
Gracias amigo imprescindible. Millones de polifónicas gracias a ti.

Fernando dijo...

Crear música (una composicion armónica, con un ritmo irregular es el efecto que me produce) con palabras no está al alcance de cualquiera. Ni de escritores ni de músicos.
Un vital hilo conductor precioso.
Saludos, Izaskun.

siempreconhistorias dijo...

Muchas gracias, niño Fernando pirata. Siempre es un placer tenerte por aquí con tu parche.
Gracias.