martes, 29 de junio de 2010

CUESTIONÁNDOME

Todos los días a varias horas me cuestiono. Todos los días me pregunto porqué hice o no hice algo, qué sentido tiene que me guste la poesía, cómo es que me dio por encuevarme entre libros. Todos los días, al menos 96 veces, me planteo a qué se debe que disfrute mucho más con Julio Verne que con Mark Twain, o que me pierda sin miedo entre Borges, o que necesite a Cortázar para ser. Todas las horas, al menos una vez, pienso que algunos amigos deben tener razón y que no son vitales Zambrano, ni Lispector. Todos los días, entonces, abro al azar alguno de los libros leídos y me rehago desde ellos. Hoy abrí Agua Viva, de Clarice Lispector y me leí dentro en un lápiz que aquí verdeo.

Relectura completa en Valle Gran Rey en agosto de 2005
LIBROS DEL TIEMPO
Expresiones extraordinarias
Ya he vuelto
He estado existiendo
Necesito su biografía
Siempre he estado sola de ti y no lo sabía
Bestial
El espejo es el espacio más hondo que existe
Leerla siempre hasta un día ser
No puedo resumirme porque no se puede sumar una silla y dos manzanas.
Cuando pienso en lo que ya he vivido me parece que he ido dejando mis cuerpos por los caminos.
Ya he vuelto. He estado existiendo.

Cierro el libro. Me cuestiono. Me reafirmo. No entiendo de calidades literarias. Solo leo. Y siento. Sé que hay gente que no vibra con esto, y respeto que así sea. Sé que hay personas que la citan porque desde hace unos años es autora de culto, y no me importa. Yo necesito volver siempre a mis fuentes, a las letras en las que me vivo, a los lugares de mi descanso. Por eso, permítanme que para mí Clarice Lispector sea una clásica que requiero cerca. Porque yo, en palabras de ella, me dejo suceder.

(Y sí. Esto es en parte una justificación de la gran cantidad de libros de Clarice que habrá en la Librería de Mujeres. Y es que cuestionarse está bien. Y reconocerse, también).

26 comentarios:

Juanma dijo...

Y aprender, querida mía. Porque reconozco mi ignorancia: no he leído a Clarice Lispector. Tomo noto, también necesito cuestionarme varios puntos que no termino de ver con claridad.

Besos.

Felipe dijo...

A Clarice Lispector se le ha comparado en muchas ocasiones con Virginia Wolf,cosa que,en mi opinión,no deja de ser una tontería.

Hemos leido y seguimos leyendo y siempre nos quedaremos con aquello que nos impactó desde un principio.

Saludos

TORO SALVAJE dijo...

Me das envidia.
Cada vez leo menos.
Me falta tiempo para todo.

Besos.

mariajesusparadela dijo...

Yo también me cuestiono. Y me desconozco.

Ciberculturalia dijo...

Como siempre, Izaskun tus entradas son profundas y procuran reflexión.
Es bueno cuestionarse porque de ahí siempre procede la mejora.

Tu ya eres estupenda así es que deja también un espacio para tu propia complacencia. Te lo mereces.

Besos

ybris dijo...

Cuando el sabio sabe que no sabe nada está cuestionándose.
Debe de ser que eso es propio de sabios.
De sabios y de quienes, como tú saben sentir lo que leen.

Besos.

Gemma dijo...

"...abro al azar alguno de los libros leídos y me rehago desde ellos". Ahí lo dijiste claro y perfecto.
Un abrazo fuerte

María Eugenia dijo...

Tu librería será tu refugio compartido con tantas personas que como tú se cuestionan y no se cansarán de buscar y encontrar respuestas en ésta y muchas más escritoras.
Estoy contigo en la distancia, releeré lo poco que he leído de Clarice Lispector e iré descubriendo lo que tú pongas a nuestro alcance.
Un abrazo muy cariñoso.

Isabel Romana dijo...

Querida amiga, pienso que mañana abrirás las puertas de tu librería de mujeres y allí estarán todas las que quieres: las que jamás conocerás pero te conocen hasta lo más profundo de tu alma - como Linspector - y las que irán a que les pongas al alcance de la mano a esas que conocen tu alma y conocerán las suyas. No imagino para tí un oficio más bello que ese de emparejar almas femeninas.
Te deseo pocos nervios y mucho éxito, como tu esfuerzo y tu saber merecen.
Un abrazo muy, muy fuerte. Estaré pensando en tí.

Marisa Peña dijo...

La conocí gracias a mi amiga Isabel Mercader que tiene unos magníficos estudios sobre ella y otras escritoras del siglo XX, y me quedé completamente enganchada.Su manera de mirar hacia dentro, hacia lo que realmente somos es demoledora, pero necesaria.Que todo te vaya bonito y si me paso por tu tierra y7a sé dónde ir a buscarte:entre libros, entre mujeres, entre sueños cu8mplidos.Eres grande amiga.

Arruillo dijo...

No conozco a tu autora favorita, pero seguro que no tardaré mucho en hacerlo a través de estas páginas.
Te deseo toda la suerte del mundo en tu empeño de sacar adelante esa librería.
Un abrazo

siempreconhistorias dijo...

Aprender siempre, querido niño Juanma (esa foto te da toda la pinta de intelectual que buscabas, sin duda). Aprender y compartir como tú haces. Muchas, muchísimas gracias por venir. ¡Van besos para cuatro!

siempreconhistorias dijo...

Tú los has dicho, Felipe, nos quedaremos siempre con aquello que nos impactó en un principio y a mí, pues eso...
Muchísimas gracias por venir.
Un abrazo,

siempreconhistorias dijo...

No te pongas envidioso, Torito admirado, que te pones verde. Cuando quieras me llamas y te leo un ratito.
Beso,

siempreconhistorias dijo...

Tal vez por eso, querida María Jesús, resultas una mujer buena, comprensiva, tolerante y acogedora. Gracias por cuestionarte. Y por decir.
Un beso grande,

siempreconhistorias dijo...

Querida Carmen, muchísimas gracias por tus palabras.Estoy tan adentrada en el miedo que no concibo otra autocomplacencia.
Un beso,

siempreconhistorias dijo...

Querido Ybris, te agradezco desde lo más hondo los ánimos que me das. Temo equivocarme en los sentimientos. También.
Un abrazo de calor y miedo.

siempreconhistorias dijo...

Ay, Gemma, qué difícil pegar tantos trocitos dispersos.
Un beso grandote, y un besoncio.

siempreconhistorias dijo...

Querida MAría Eugenia, la Librería comienza a devorarme y siento que tengo que frenar su voracidad para salvarme. Me gana el miedo pero sigo. Hoy llegaron bellísimos libros de Idea Vilariño, Alejandra Pizarnik, Hannah Arendt, Cristina Peri Rossi... No sé dónde meterme.
Un abrazo en busca de refugio,

siempreconhistorias dijo...

Querida Isabel, no sabes cuánto agradezco tus palabras. Estoy agotada y nerviosa aunque la inauguración fue muy bien. Y tengo tu libro, claro y empezaré a venderlo sabiendo de lo que hablo, y queriendo hacerlo, y me siento una hormiga perdida y sola, y...
Un beso,

siempreconhistorias dijo...

Querida Marisa, te respondo sabiendo que estás de vacaciones y deseando que te encuentres con todo lo mejor. Tú eres grande, niña poeta, y mucho.
Un beso,

siempreconhistorias dijo...

Amigo Arruillo, muchísimas gracias por tus buenos deseos. Intentaré descansar esta noche para poder pasar mañana por las casas amigas. Mientras tanto, por faovr, dense todos por besados y Nerea más.

Victoria Lucas dijo...

Leí Como un soplo de vida y, también, me reafirmé. Leí Aprendizaje o el libro de los placeres, me reafirmé. Después empecé Agua viva y, por algún motivo, no era el momento. Quizá ahora sí lo sea, quizá ahora el cuestionarme 97 veces, quizá esa vez más que me cuestiono me hace volver a Agua viva y comprender.

siempreconhistorias dijo...

Bienvenida, Victoria. Y muchas gracias por tus palabras. A veces no es el momento y es bueno reconocerlo. De pronto llega, y los cuestionamientos nos hacen encontrarlo.
Un abrazo,

Cachalote dijo...

P.D. Justo encontré la frase que no tenía, pero que tú sí:

"El espejo es el espacio más hondo que existe"

*

siempreconhistorias dijo...

La encontró Clarice, Cachalote amado. Ella, la que como sabes me obsesiona, la que me escribió.
Gracias por venir.
Gracias.