domingo, 8 de mayo de 2011

secuelas de una carta

(léase seguidito como con respiración de haber corrido y estar a punto de la asfixia)
(o como se quiera, por supuesto)
la criatura arrebatada de miedo gesta nuevas palabras para cubrirse y se dispone tras una honda inhalación nocturna a pronunciarlas
respira hasta el dolor y prepara sus labios para una sonora pe que se consume silenciosa
incapaz de darse
toma aire de nuevo ya el pecho oprimido y se concentra en el perdón que desea gritar pero sus labios permanecen sellados frente a las órdenes del cerebro enloquecedor
un nuevo intento
y otro más
y otro y otro y otro consumiendo el aire que ya no nutre
y otro cuando brota el aullido
no más sonidos articulados no más aire no más temores
la criatura liberada transita el líquido que la acoje en busca su cachalote guía
el aullido incontrolado se hace rumor de nana y el pensamiento se nubla
apenas queda tiempo y entonces la necesidad de transcribir los versos de Alejandra:

estoy con pavura
hame sobrevenido lo que
más temía
No estoy en dificultad:
estoy en mo poder más.

No abandoné el vacío y el
desierto
vivo en peligro
tu canto no me ayuda
cada vez más tenazas,
más miedos,
más sombras negras.
                                            Alejandra Pizarnik

10 comentarios:

Freia dijo...

Asfixiante, palpitadora, hermosísima entrada.
El desgarro de seis letras dolorosas o imposibles de parir.

Un abrazo muy fuerte, querida Izaskun. Siempre

La Zarzamora dijo...

Qué bueno saber de ti!
La asfixia y el vacío que nos llenan
de aullidos regresan sin cese.
Besos, Izaskun.

Ico dijo...

Delirante y conmovedor los versos de Pizarnik.. los tuyos cómo los entiendo precisamente hoy.. bellos y profundos.

Arruillo dijo...

Da angustia, trasmites un sentimiento de no poder liberarse, o al menos que cuesta lo suyo, para alcanzar una situción muy distinta a la vivida.
Un abrazo

Malvada Bruja del Norte dijo...

Y espirando digo: ¡Guau! y exhalando suelto: ¡Olé!

siempreconhistorias dijo...

El desgarro me llegó también, querida condesita. Y qué fuerte hiere. Gracias a usted por su paciencia y sapiencia.
Y por la pimienta que me sana.
Un abrazo,

siempreconhistorias dijo...

Querida Mary Poppins, te agradezco muchísimo que tengas todavía ganas de venir a visitarme pese a mis desatinos. Espero que todo esté yendo bien. Y sí. Siempre nos vuelven...
Un beso,

siempreconhistorias dijo...

Bienvenida, Ico, es un placer tenerte por aquí y un nuevo aliento para esta desequilibrada que se intenta. Increíble la Pizarnik, siempre. Y tan bella. Y tan tristemente muerta.
Gracias,

siempreconhistorias dijo...

Queridísimo Arruillo, conmigo puede usted ganarse algo más que los garbanzos haciéndome de vidente. Angustiada y desequilibrada ando. Y buscando salidas.
Un beso a todos y al menos tres a N.

siempreconhistorias dijo...

¡Esa brujita sube ánimos...! Muchas gracias señorita sabia. Muchas,