martes, 9 de septiembre de 2008

Lo íntimo, un fragmento de Juana Manuela Gorriti.


LO ÍNTIMO
Anteayer fue aniversario de la muerte de mi hija Clorinda, que todavía me parece no una realidad, sino una borrosa pesadilla.
Cuando pienso en las penas que desde entonces han minado mi existencia, asómbrame hallarme viva aún, y me hago de ello un reproche. ¡Quien tanto ha sufrido debe estar ya muerta!
Sin embargo, nunca estuve colocada en un círculo de tan activa y violenta acción.
Me levanto a las seis de la mañana, tan enferma, que me es preciso hacer un esfuerzo para dejar la cama, porque cuerpo y espíritu están mortalmente abatidos. Mas a medida que me engolfo en el trabajo, la vida vuelve, y me siento fuerte para pensar, sufrir, luchar y vivir; pero no sin anhelar ardientemente el eterno reposo [...].
Cuando voy al cementerio, y siento la inquietud inmensa de ese recinto, ¡qué envidia tengo a los muertos!
Y no obstante, como acabo de decirlo, torrentes de vida se agitan en torno mío, y agitarse la mía con el poderoso galvanismo de la literatura.
Mi casa es el centro de un círculo de escritores que se reúmen para discutir y juzgar, aprobar y rechazar todo cuanto en el día se produce en ciencias y letras.
Mi tiempo está repartido entre la enseñanza y la composición.
Quizá este prodigio de actividad me hace vivir [...].
La vida en lo material se ha reducido para mí a su menor expresión. Tengo dos túnicas negras y un manto. Con este guardarropa me basta para la calle y la casa.
Y no hay que pensar que no ando elegante; mucho que lo estoy. Parezco una Sibila.
Por lo que hace a comer, soy más cigarra que antes, cuando mi hija Mercedes se ocupaba de guardarme provisiones para la hora del hambre. Sólo que ahora, como está lejos de mí esa querida Providencia, me paso los días sin llevar un bocado a los labios, enteramente absorta en mis pensamientos, y sólo pienso en ello cuando los clamores de mi estómago me fuerzan a descender a la tierra.
Lima, 11 de marzo de 1876
Hace algunos años que me dio por aumentar en mi biblioteca pa resencia de autoras. No puedo explicar con exactitud el motivo. Lo cierto es que gusta leer escritos de mujeres y dentro de esa dinámica compré en el Círculo de Lectores cuatro volúmenes dirigidos por Anna Caballé bajo el título de LA VIDA ESCRITA POR LAS MUJERES. En el segundo toma, La pluma como espada, se encuentra recogida esta autora argentina.Tiene cosas que me parecen muy, muy interesantes.

4 comentarios:

Juan Yanes dijo...

Es muy bonito Izaskun, sirve para vivir. Saludos. JUAN

PIZARR dijo...

Izaskun, de nuevo gracias porestos fragmentos.

En esta casa tuya me ocurre como en la de Juan Yanes... aprendo muchísimo de autores que desconozco y sin encesidad de leer obras completas d elos mismos voy haciendome una idea de sus estilos y sus formas literarias.

En algunas de las letras de este texto, he creido encontrarme...porque mira que la vida a veces es injusta y complicada... Pero siempre hay que sacar una sonrisa y seguir...

Un beso y gracias amiga...

Lauren Mendinueta dijo...

Un texto muy sentido. Lo dice todo con mucha sinceridad y uno puede ponerse en su lugar sin problemas. Gracias por presentarme a una autora que desconocía

Lauren Mendinueta dijo...

Un texto muy sentido. Lo dice todo con mucha sinceridad y uno puede ponerse en su lugar sin problemas. Gracias por presentarme a una autora que desconocía