lunes, 8 de septiembre de 2008

El perro de Goya en Beirut, fragmento de un cuento de Ricardo Gómez

EL PERRO DE GOYA EN BEIRUT



TRECE HORAS antes de que el perro semihundido asomase la cabeza por encima de aquel montón de tierra, Fairuz Mernisi se levantaba como todas las mañanas para ir a la escuela.

Su madre la obsequió al despertarse con una enorme sonrisa y un humeante tazón de leche.


DOCE HORAS antes de que el perro alzase la cabeza para contemplar la devastación, Fairuz salió de casa vestida de colegiala; llevana en una cartera los cuadernos con los deberes hechos la víspera. Ella y su madre recorrieron el camino hacia la escuela cantando una canción que hablaba de ratoncitos blancos.


ONCES HORAS antes de que el perro meditase, asombrado una vez más, sobre la brutal explosión que había arrasado la plaza, Fairuz practicaba con sus compañeros de clase la tabla de multiplicar. Siete por siete eran en Beirut lo mismo que en otras partes del mundo y como en otros lugares del planeta, la maestra se afanaba para que aquel ejercicio rutinario diese normalidad a un día que no tenía nada de corriente.


DIEZ HORAS antes de la mirada de asombro del perro semihundido, en clase de Fairuz se anticipó la hora del recreo. Por espantar los miedos, la maestra explicó lo que esos días estaba ocurriendo en la ciudad. (...)



Hasta hoy he sido profesora en una escuelita de muy diversas materias, siempre
relacionadas con lo social, en Educación Secundaria. Daba, por ejemplo Ética a chicos y chicas de 15 y 16 años y para ellos cada año recopilaba materiales que los hicieran reflexionar sobre cuestiones fundamentales como la violencia. El curso pasado compré y usé un libro de Ricardo Gómez que lleva por título 7 cuentos crudos. Aunque este no sea un buen sitio para nacer. El libro está ilustrado por Juan Ramón Alonso y editado en Madrid por SM en 2007. El fragmento que he copiado aquí es de el primer cuento y se encuentra en las páginas 13-16. Todo el libro me parece muy útil y bello pese a la crudeza.

4 comentarios:

PIZARR dijo...

Se perfila como tremendo el relato del perro de Goya en Beirut, me gustaría leerlo entero.

Me ha ocurrido algo extraño Izaskun y es que en el finde lei todas tus entradas y acabo de descubrir que ayer pensé en los comentarios que haría a cada una y sin embargo veo que no los hice.

Debía de estar más cansada de lo que pensaba.

Tus dos relatos Infancia y Despertar verde me impactaron, por diferentes, por lo que provocaron en mi...

Preciosas tus palabras escondidas en aquella página de agosto de aquella libreta de Taschen ( veo que alguien más, atesora agendas con palabras de vida... )

Bellísimo el relato de Luigi sobre el descubrimiento del alfabeto y bellas las palabras para Julia de Goytisolo.

Y mil gracias por proporcionarnos esas joyas.

Me sorprende cuanto me dices en tu comentario en mi blog... deberías de verme cuando me enfado con mi hija... jajaaj...

Gracias por esas palabras.

Un beso grande Izaskun desde Bilbo

siempreconhistorias dijo...

Gracias Pizarr por pasar por aquí y dejar un pedacito la sensibilidad que rezumas. Te enviaré el cuento de El perro de Goya en Beirut si me dice cómo puedo hacerlo. A mí también me encantan los cuadernos hasta convertirme en casi coleccionista y me da mucha rabia tenerlos desperdigados y, además siempre sin terminar ( o casi siempre) como yo. Seguiré tu ejemplo y sin acudir a un arcón oriental que se me escapa intentaré encontrar un lugar donde depositarlas.
Gracias por ser.
Un beso,
desde el calor de la noche tinerfeña (demasiado calor húmedo estos días)
Izaskun

Anónimo dijo...

Have you ever considered about adding a little bit more than just your articles?
I mean, what you say is valuable and everything. But just
imagine if you added some great pictures or video clips to give your posts
more, "pop"! Your content is excellent but
with pics and clips, this website could definitely be one of the most beneficial in its field.

Awesome blog!

my blog microsoft registry cleaner

Anónimo dijo...

PONGAN TODA LA HISTORIA TENGO UNA TAREA