viernes, 7 de noviembre de 2008

MANZANO

Érase una vez un árbol, abundante en rojos frutos, que crecía insolente en el centro de un hermoso jardín. En una de sus ramas dormitaba tranquila la sierpe que lo guardaba, y que cada tarde se deslizaba por el tronco en busca de refugio en la tierra.
Un día, en su descenso, el reptil desprendió accidentalmente un fruto de los custodiados y, aunque el dueño del huerto había prohibido comerlos, la mujer deseosa de conocimiento mordió. Apenas tuvo tiempo la joven doncella de saborear la pulpa del fruto vetado. En un abrir y cerrar de ojos llegó el jardinero y...
... a partir de ahí,el cuento se tituló Blancanieves.

13 comentarios:

Triana dijo...

¡¡Que bueno Izaskun!!

Me lo llevo para mi colección de micros.

Oportuno el jardinero.

Un abrazo con estrellas de mi cielo sevillano.

siempreconhistorias dijo...

Muchísimas gracias, Triana, muy oportuno el jardinero sí, como tus queridas presencias (me fui por Carlos Puebla).
Un abrazo.

sergio astorga dijo...

IZASKUN, ESTUVE A PUNTO DE PENSAR EN LA EXCOMUNIÓN.
SIEMPRE CON HISTORIAS AHORA ESTUVO CON UN HUMOR, CON UN SARCASMO QUE NO PARAMOS DE REIR, CLARO CON UN POCO DE DOLOR, AHORA COMO SERÁB EL PRINCIPE?
UN ABRAZO DE TEJOCOTE.
SERGIO ASTORGA

siempreconhistorias dijo...

Sergio ¿los príncipes son esos apéndices que salen en los lomos de algunos corceles? Intentaremos que no sea azul y que le guste caminar.
Un abrazo de flor del higo pico.
(Tuve que buscar el tejocote, claro, te voy a nombrar mi culturizador particular).
Izaskun

Raquel T. dijo...

Estupenda historia, Izaskun, directa y concisa, real e irónica, por lo que no puede evitarse reír, pero también reflexionar, después de leerla. Creo que cuando el cuento pasó a titularse "Blancanieves", empezaron a hacernos creer en príncipes azules... Por suerte, hoy sabemos que no tienen "color" definido y que la verdadera "realeza" está y empieza en nosotras mismas ;)
¡Besos, "reina"!

siempreconhistorias dijo...

Gracias, Raquel por tus ánimos. Desde luego que llevamos la realeza en nosotras, sin necesidad de colores ni coronas.
Un abrazo
Izaskun

Dédalus dijo...

Algo, tras leerte, me pide que continúe la historia con esa Blancanieves que surja de ti, para pervertir el rumbo conocido de los cuentos...
Me ha gustado, Izaskun.

Besos, junto al mar.

sergio astorga dijo...

Izaskun, es verdad lo que dices de los principes lo que todavía está a discusión , y ya se ha discutido en varios congresos cuál es la posición cierta de cada uno de ellos.
Un abarzode chirimoya
Sergio Astorga
*sólo para contribuir.

siempreconhistorias dijo...

Muchas gracias por venir Dédalus, y por tu comentario. Diseñar un príncipe que acepta el deseo de conocimiento de su chica va a ser difícil pero lo podemos intentar.
Un abrazo.

siempreconhistorias dijo...

Años, sin comer Chirimoya, Sergio. Por estas tierras no se usa en exceso mientras que en Granada me de leitaba desgranando yo.
Gracias por la contribución.
Abrazo de Guayaba.
Izaskun

vickyjerade dijo...

Buenisimo, la mujer realidad, la mujer cuento, la mujer metáfora. Eva y Blanca Nieves, tú, yo, ella. Todas.
Un abrazo, nos encantó.
Miriam y Vicky Jerade (mamá de Miriam, o sea, Eva mayor).

siempreconhistorias dijo...

Gracias, Miriam, por venir a comentarme desde tan lejos. Somos tantas y tan deconocidas en los mitos que llevamos, verdad? Gracias, claro, a Vicky por la visita. Supongo que estarás muy afanada con Marian, su alimentación, su descanso, su crecimiento y su vida que recién salió de tu cuerpo. Felicidades por esa belleza de niña que espero lea algunos cuentos como parte de la historia, y nada más. Un abrazo fuerte a las dos.
Izaskun

siempreconhistorias dijo...

Gracias, Miriam, por venir a comentarme desde tan lejos. Somos tantas y tan deconocidas en los mitos que llevamos, verdad? Gracias, claro, a Vicky por la visita. Supongo que estarás muy afanada con Marian, su alimentación, su descanso, su crecimiento y su vida que recién salió de tu cuerpo. Felicidades por esa belleza de niña que espero lea algunos cuentos como parte de la historia, y nada más. Un abrazo fuerte a las dos.
Izaskun