martes, 11 de noviembre de 2008

MESA DEL SILENCIO, de CLARA JANÉS

Porque es pequeñito y tiene cordón dorado. Porque me duelen las piernas. Porque anoche lo releí y me sentí en el destiempo. Por compartir, otro poema de Clara Janés.


MESA DEL SILENCIO





Tirgu Jiu






Nos sentamos a la mesa del silencio,




al aire de los chopos y los arces




del parque interminable de hojas muertas.




Implacable y amoroso




callaba el caudal inmóvil de blancos






cantos.








La piedra ingrávida,




paréntesis al tiempo




y altar




de la profunda soledad del alma humana.








El blanco lecho va´cío de las venas




era blanco como aquel blanco cauce




donde el río no corre.








Nos sentamos




y allí nos quedamos para siempre,




en la mesa del silencio.








Allí,




donde tiempo más tiempo más tiempo




no es nunca igual a tiempo.








Clara Janés, BRANCUSI y una carta de CHILLIDA,


Madrid, pliegos Adamar, 2005, págs. 16-17.

3 comentarios:

PIZARR dijo...

Sabes Izaskun... este poema me lleva a algo que esta tarde-noche he vivido.

Salía de la Universidad hacia las 6y era ya noche cerrada. He decidido volver a casa andando, una media hora, apenas llovia...

Salía del taller de haiku al que acudo todos los miercoles, en el que habíamos hablado y trabajado sobre el otoño, las hojas caídas, el tiempo, la muerte y el silencio.

Mientras pasaba el puente que separa la universidad del centro de Bilbo, mi mirada ha quedado prendida en una larga hilera de arces japoneses cuyas hojas ( las pocas que quedaban) son de color rojo intenso.

He sentido una sensación como de que todo estaba conectado. El entorno, los arboles, el tiempo, las clases... ha sido bonito.

Y ahora me ha gustado revivirlo al leer el poema que nos traes.Que habla de todo ello, incluidos los arces.

Un beso Izaskun

siempreconhistorias dijo...

Salgo ahora de tu blog y te encuentro en el mío, Pizarr. Definitivamente el mundo es un pañuelo. Me hablas de hojas rojas: ¿conseguiste el libro que te quiero regalar de Shaun Tan? Sé que te va a gustar.
Un beso y millones de gracias, Pizarr.

PIZARR dijo...

Es que al final no me dijiste el título, ni el autor... creo...

O quizás me lo dijiste en tu propio blog y yo no volví a entrar en aquella entrada.

De todas formas si se trata de Shaun Tan lo conozco y tengo "Emigrantes" y "El arbol rojo"

Si es otro título ya me dirás cual. ¿ vale ?

Ahora ya no me pasa, porque siempre vuelvo a mirar en la entrada anterior porque se que sueles escribir. Ya te he cogido el tranquillo.

Es que yo hace tiempo dejé de contestar a los comentarios en mi propio blog porque era imposible llegar a todo. Pero la verdad es que me gustaba el dialogo que se establecia.

Ya ves de nuevo que horas y donde ando. Tras leer horas he vuelto al ordenador. Porque no puedo dormir con este trancazo.

En días así comprendo a los que dicen tener insomnio y me parece tremendo.

Un beso Izaskun