jueves, 15 de enero de 2009

GARA

Son muchos los alumnos y alumnas que han construido mi vida y que me la hacen presentable a mis propios ojos. Es el caso de Gara, compañera de Marta, Sandra, Atteneri, Sebi, Iván, Alberto y un largo etcétera; y mi compañera. Mi compañera Gara, niña de pelo rizado azabache siempre recogido en la infancia, niña de ojos profundos y tristes, mujer de belleza excepcional con vocación de maestra, historiadora de la escuela de Granada (como yo), escritora natural desde que aprendió las letras.
Gara ya mujer, la misma chica a la que regalé el Paseo de los Tristes de Javier Egea cuando me dijo que se iba a la universidad de Granada, la misma que lloraba a mi lado por las injusticias que en el mundo son cuando era niña, la que me hizo una tortuguita de barro a la que bautizó Sufrida que está en mi mesa de trabajo. Gara, la que ayer me visitó con la sonrisa precisa, la que apoya proyectos de cooperación y trabaja en inteculturalidad. Gara, la niña que escribía tumbada en el suelo o mirando por la ventana me envió en las Navidades del 99 una felicitación en la que se lee:



Querida Izaskun:
Te escribo
para desarte una buena época del año (la que queda) y unas fiestas estupendas. Espero que te guste la postal; pensé cuando la vi que era para ti pero no sé muy bien por qué. Supongo que porque relaciono el arte contigo ya que eres la persona que me ha mostrado este fascinante mundo y la Historia. En cualquier caso, la postal contribuirá a la ONG "Médicos del Mundo" y eso es lo que importa.
que no te hacen muy feliz este tipo de rutinarias celebraciones donde se dicen muchas frases hipócritas, pero yo te deseo con todo mi corazón que pases muy agradable fin de año; te deseso toda la alegría del mundo; te deseo un año 2000 cargado de momentos felices y tanto amor sincero que fuera más fuerte que tus momentos tristes. Te deseo fuerzas para que sigas haciendo eso que siempre has hecho mejor que nadie: enseñar. Abre los ojos a los que son el futuro que tiene que arreglar las cosas para que puedas ser feliz, para que todas las personas podamos ser felices. Brinda la oportunidad de recibir tu maravilloso legado, y no te rindas ante la ignorancia, pues siempre hay alguien dispuesto a darlo todo por ti.
Te deseo
chispas de magia para que nunca dejes de creer,
música en tus oídos y una ladera de fogoso verde
para tumbarte y soñar.
Toda esa poesía y mucha más me ofreció Gara. Y hoy, desde aquí, hago público me agradecimiento y les confieso que, gracias a Gara muchas horas negras se tornaron de fogoso verde y muchos llantos fueron apaciguados.
A ti, Gara, toda mi gratitud y toda mi admiración. Hoy ya es aquel futuro y también tú harás, con tus enseñanzas, que muchos jóvenes deseen un mundo distinto donde compartir sea posible y la paz deje de ser una utopía.
Gracias.

14 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Que palabras más bonitas.

Besos para las dos.

Raquel T. dijo...

Érase una reina, muy reina, que me habló de otra reina y de cómo la realeza de ambas se había fundido en un cálido abrazo de amistad. Y así sus reinos se unieron con un lazo cercano, humano y admirable... Entonces entendí que, de más mayor, quiero ser reina, pero no una cualquiera, no, quiero ser como las reinas de mi cuento: de carne y hueso, de cariño y entendimiento, de palabra y vida...
Abrazos, majestad...

sergio astorga dijo...

Izaskun, porque tus futuros son presentes y la Historia un parpadeo, que la magia te siga alimentando.
Un abrazo contemporáneo.
Sergio ASTORGA

Triana dijo...

Siempre hermosa la amistad y hermoso el don de saberla describir de forma tan bella.

Un abrazo Izaskún

siempreconhistorias dijo...

Muchas gracias por tu aliento Toro. En realidad siento que no he hecho honor a Gara sino que me venció la vanidad. ¡Y lo siento!
Un abrazo.
Izaskun

siempreconhistorias dijo...

Ay, Raquel, y yo de grande quisiera ser una poeta buena como tú, llena de ternura.
Gracias. Mil gracias. Millones de gracias. Infinitas... bella princesa.
Un abrazote.
Izaskun

siempreconhistorias dijo...

Querido Sergio, que empieza a tocarme la magia, sí, que ya tengo edad.
Un abrazo extemporáneo.
Izaskun

siempreconhistorias dijo...

Verdaderamente hermosa la amistad, Triana. Bien lo sabes tú que la propagas.
Un beso.
Izaskun

Miriam Jerade dijo...

Ya había leído este post a Gara, se me olvidó poner, que me encantan los homenajes que le haces a tus alumnos y el cariño, la gratitud que ellos te conceden. De haber escuchado una vez tu dulce voz en el teléfono, entiendo el peso de tu recuerdo en esos jóvenes. Un abrazo.

siempreconhistorias dijo...

Ay Miriam, siempre me escucho voz de camionero, pero algo de bueno debe tener y sí me dedican cariño los jóvenes y vergüenza me da. Mil gracias y un abrazo grande Miriam.

Gara dijo...

Ais, llego tarde... Los sures siempre prefirieron las cartas manuscritas, creo. Rapiño la conexión del instituto...

Es un alivio encontrarme coherente (y es vanidad regocijarme viendo mis palabras en la constelación eléctrica)
Una se preocupa pensando que cambió tanto que ya no queda nada
y las palabras bajan el ancla y te enseñan
siempre pensaste lo mismo
aun ahora que la escuela se abre y el círculo se reescribe
mi ancla izaskun me devuelve las infancias y las ganas

Es vanidad saber que siempre tuve razón

(gracias por el regalo)**

siempreconhistorias dijo...

Gracias a ti, Gara preciosa, y no dejes de escribir que lo haces asquerosamente bien. (Peso de ancla sí que tengo ya).
Un beso.
Izaskun

PIZARR dijo...

Querida Izaskun, de vanidad nada, un auténtico placer poder desempolvar y releer y compartir cartas como esa.

Cada vez que escribes sobre alguno de los que fueron alumnos tuyos me desarmas. Y es que pienso que debe de ser la manera más bella de permanecer en el corazón de alguien.

Gracias por compartir tus trocitos de vida.

Y gracias por esas palabras y esos correos de ánimo.

Un beso

siempreconhistorias dijo...

Querida Pizarr: me parece bella la enseñanza y temerosa. Me gusta compartir porque no concibo otra manera de existir. Tal vez debiera tomarle más gusto a la soledad, pero así soy.
Cuenta conmigo para lo que desees. Compartir contigo es un privilegio.
Un beso.
Izaskun