miércoles, 7 de enero de 2009

LA VOZ

La voz surgió repentina. Sin anunciación.Se posó suave en el oído izquierdo de la mujer y sonó.



Le habló la voz a ella inmóvil, a ella erguida frente al rojo de luz, a ella firme en la ribera del caudal de coches.



Y dijo la voz: "Para morir, por favor, cruce".



Y fue oída. Y se hizo en ella, en la mujer abismada, la oidora, la que cruzó.

11 comentarios:

Miriam Jerade dijo...

Qué triste que alguna voz aviente a una mujer a la muerte, recuerda de repente ese final de un libro de Lispector donde una mujer muy ingenua va con una maga que le predestina el amor, sale de ahí y muere atropellada. ¿o no era así?, Ay, yo creo que esas voces que dicen "por favor, cruce", se ven rápidamente acalladas por un ángel que nos salva. Aunque a veces nada las contradice, y el mandamiento se vuelve el fin.. (por cierto, pensé mucho en ti hoy,¿ ya leíste la noticia de los niños alemanes que se fugaban a África para casarse?, está impresionante.)

TOROSALVAJE dijo...

Surrealista pero buenísmo.
Me encanta ese mundo transgresor que no deja ser una crítica a este mundo orwelliano.

Besos.

sergio astorga dijo...

Izasku, esa voz y la fatalidad; el desfiladero, cómo quisiera ese ángel aleatorio que con voz serena y conciliadora nos salvara de la ruina.
El texto suena rotundo, firme, convidante.
Con silencio el abrazo.
Sergio Astorga

siempreconhistorias dijo...

Pero esta vez era un señor ángel el invitante y la mujer vio quedando viva.
Gracias por tu presencia Miriam.
Un beso
Izaskun (es así, llana, aunque algún amigo se equivoque)

siempreconhistorias dijo...

Muchas gracias por tu comentario, Toro. También yo creo que es una forma de decir no a tanto Gran Hermano.
Me gustó el pero después de surralista.
Un abrazo.
Izaskun

siempreconhistorias dijo...

En silenceio recibo el abrazo, Sergio, que me vuelve al sueño.
Un abrazo firme.
Izaskun

Raquel T. dijo...

Con tus cinco líneas me has hecho mirar a la cara a la desesperación, de frente, sin remedio... La única y final salida de esa mujer se viste de lujo en tu escrito, Izaskun, porque eres reina de palabras al resumir en un momento toda una vida anterior -que todos imaginamos- a ese rojo de luz, y despuntar un "Para morir, por favor, cruce" es de una genialidad que sólo es tuya. Me apasionó, Izaskun, gracias por ello.
Abrazos para una reina de vocablos, fabricados a su semejanza...

siempreconhistorias dijo...

Apasionar a mi princesa es el mejor de los regalos. Gracias a ti, Raquel, a tu ánimo y a tus versos. Gracias, princesa.
Un abrazo.
Izaskun

Miriam Jerade dijo...

Ups, por eso me gusta la literatura, porque nos permite equívocos y equivocaciones. Gracias Izaskún.

Triana dijo...

Magnifico Izaskun, consigues el impacto como siempre en tus micros.

Un abrazo sin fatalismos.

Triana

siempreconhistorias dijo...

Gracias a ti, Triana. Un abrazo esperando el semáforo verde.
Tengo una cosita para ti.
Ya te contaré
Un beso
Izaskun