miércoles, 25 de marzo de 2009

Y DE PRONTO LLUEVE

Llueve de pronto en la noche de un día de calor alterno. Las nubes que no estaban dejan caer sus aguas lentas y sonoras. Graves gotas descienden desde el cielo amarillento. Los sonidos mojados parecen lejanos. La luz recuerda las malas películas detectivescas.




Noche lloviosa de inútiles aguas abundantes.




Llueve agua y las venas se dilatan solidarias. Se buscan los líquidos inebriativos -qué fea palabra. Las sábanas se llenan de orines. La pecera estalla y resbalan los sueños de niños en el tiempo insomnes. La mujer humedece sus pies en el charco de asfalto.




Llueve. El coche derrapa y coreografía la muerte mojada. Ella desnuda frente a los faros de horror deslumbrados.




Y de pronto llovió.

15 comentarios:

sergio astorga dijo...

Izaskun, estás a escribir un guión para un cortometraje? Es un texto muy visual y secuencial, aunque la imágen poética de: "los sonidos mojados parecen lejanos" es intradusible.

Coreografía de un atropello, no te gusta el titulo?.
De pronto un abrazo.
Sergio Astorga

TORO SALVAJE dijo...

Si.
Parece el guión de un corto.
Aunque en imágenes no creo que tengo la misma fuerza que en tus palabras. Me temo que no.

Besos.

Juanma dijo...

Totalmente de acuerdo: es un corto espeluznante y genial. O genial por espeluznante. Enhorabuena.

Abrazos.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Llegó saltando a tu blog. Te leo. Vuelvo a leerte, y de pronto llueve...

Tu relato me recuerda a un sueño, en el que te despiertad de golpe, y bebes agua.

Lluvia,
Agua,
que siempre nos limpia,
por fuera y
por dentro.

siempreconhistorias dijo...

Me encanta el título, Sergio. Y no, no pretendo escribir guiones, qué más quisiera yo. En mí fue antes el verbo, siempre en mi origen la palabra.
Un abrazo pasado por agua.
Izaskun

siempreconhistorias dijo...

Toro poeta, gracias. Seguro que las imágenes pueden decir muchísimas cosas, pero yo no sé usarlas así que me quedo con nuestras cansadas palabras.
Beso.
Izaskun

Ybris dijo...

Una auténticaa pesadilla.
Lluvia sin nubes, peceras reventadas, charcos de asfalto, desnudez antes lo faros del horror...
Menos mal de pronto llovió.
La lluvia quizás nunca sea inútil.
Ni siquiera en sueños.

Besos.

Esponjita dijo...

Santo cielo!!!
(así me quedé... es que en principio quedé que era una cosa medio bucólica)... genial. muy bueno...

y es que me acordé de una película rarísima donde de repente empiezan a llover ranas, y a causa de los ranazos (esta vez literales y no figurados, como aquí en México -y quizás allá en las hipanias- se dice cuando alguien se cae: "¡se dió santo ranazo!"), ocurren choques, muertes, accidentes... y el dolor terrible del hijo que a perdido al padre queda reflejado por tal lluvia...
(el hijo es Tom Cruise... digo el dato para aydar a hubicar la película)

Besos besucones Izaskun...

Esponjita dijo...

H ubicar: dícese de encontrar un lugar en silencio... por eso la h.
¿qué? ¿creyeron que fue una inconsciente falta de ortografía? o peor ¿que fue una ignorante falta de ortografía? ¡Por Dios! ¡No!


bueno... para eso sirve este arte sofístico de la filosofía... para justificar cualquier cosa...

errata, pues.

Más abrazos y besos

siempreconhistorias dijo...

Muchas gracias Juanma. Hay días en que sólo lo espeluznante se me hace pensable.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Señora Bruja, encantada de que haya venido por estos sures a salto de mata o de escobillón. Un placer recibirla. Espero que vuelva.
Trocito de perenquén para algún guiso le envío.

siempreconhistorias dijo...

Bienvenido Ybris, es un honor recibir tus comentarios. Que la lluvia nos beneficie, espero.
Un saludo

siempreconhistorias dijo...

Tú sí que eres genial, Esponjis querida. Por aquí no se usa hablar de ranazos para esas espectaculares caídas, pero me apropio de inmediato la expresión que además de sonora me parece tremendamente visual.
La hubicación y su argumentación me encantaron.
Apapachos tiernos para ti.

Dédalus dijo...

¡Qué pronto pareces haberte olvidado de la tierra en que nacieron tus ancestros, Izaskun! ¡Jajaja!... Claro, como ahí no cae una triste gota...
Tenías que haber pasado este invierno en Bilbao, Llodio o Lekeitio, por ejemplo...
Pero, fuera de bromas, el texto es muy intenso y la lluvia se ve entre amarillos.
Te dejo un abrazo... y voy al diccionario: inebriativos y hubicar. ¡Si seréis!...

siempreconhistorias dijo...

Pues no moe hubiera importado invernar por esas tierras, querido Dédalus, pero no me deja el euro. Pero está aquí la primavera con lluvias angustiosas llenas de luces polvorientas.
Gracias por venir y no te me quejes de las palabrejas que por ti consulto yo el diccionario con mucha frecuencia.
Un besote.