sábado, 29 de mayo de 2010

RETORNO

a ti, Cachalote imprescindible
Retorno,
no vencedora, pero...
Casi un mes sin estar. Y todo fue raro por imprevisto y por desconocido. Un mes de bloqueo sin poder abrir esta ventana, sin acceder a mi cuenta gemeil; sin saber. La culpa no fue del chachachá sino de un error de tecleo que provocó la condena de guguel y todos sus ordenadores. Y no hubo manera racional ni dialogante. Y me vetaron mi yo estos espacios por no tener pruebas de ser y porque el poder es de ellos. Y todo me hizo pensar. Mucho.
Casi un mes ideando otras aperturas, pesando dentro y con balanza fiel las amistades en los casi dos años de blog me han sorprendido. Casi un mes inquieta de incertidumbre y una noche mi admirada, mi soñada Lilian me habla y la madeja se desenmaraña, y las letras se ordenan, y los dedos responden, y se hace la magia. Casi un mes sin voz y vino loba Lilian y me volvió yo.
Casi un mes que no puedo, tal vez no quiero, contar sino en lo bueno. Y bueno ha sido y mucho saber que algunas amistades espaciales son tan especiales, tan amistades, tan ciertas que me han mantenido a flote y sentir que han estado pendientes de esta que en brevísimo será librera y. Bueno ha sido pensar, que suele serlo. Y decidir con mucho riesgo.
Casi un mes y el 18 de mayo, el de mi cumpleaños feliz te deseamos etcétera, hubo regalos antes, durante y después y hubo dos que me impactaron, me abismaron, me sentaron ante el miedo inmenso de reconocerse querida: gracias Toro, gracias Pizarr, por un instante me acerqué a la felicidad con ojos oídos de niña.
Casi un mes en que debí hacer, y como siempre, no hice. Un mes en que puede apoyarme, como siempre, en Sergio y sus Antojos, en Alejandro y las minificciones de todos. Un mes con el miedo de deber empezar de nuevo y dejar gente en el camino. Un mes de debate dentro y fuera evitando enfrentar el miedo de no saber nada, nunca, siempre, de mi Cachalote imprescindible.
Casi un mes que la gorda luna de mayo convirtió en pasado.
Retorno a las teclas hoy. Desde aquí una colectiva bienvenida a quien se asoma y como siempre la gratitud, ahora más profunda, de esta que retorna.

34 comentarios:

NáN dijo...

Impresentablemente, te felicito hoy.

A veces pienso, como en pesadilla, que se borra de mi mente las contraseñas y ya no puedo ir a mi cuenta de gmail ni entrar en el blog. Y me digo que, esta vez sí, las voy a anotar en una libreta.

Bienvenida y cuéntanos cómo va eso de la librería.

un gran abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Me alegro de tu vuelta y del despertar de tu pesadilla.

Gemma dijo...

Qué bien. ;-)
Un beso grande

Maribel dijo...

Pues eres muy bienvenida después de ese mes en el que se te ha echado mucho en falta. Se bloqueó el blog pero tú no has dejado de palpitarnos.
Un abrazo grande.

siempreconhistorias dijo...

Nano, María Jesús, Gemma, Maribel, muchísimas gracias por este saludo matutino. No saben cuánta falta me hacía volver a sus abrazos de palabras.
Les contaré, Nano, lo prometo.
Gracias.

Eva- La Zarzamora dijo...

Con vergüenza desde el teclado, pero con ganas de saber de ti, siempre. Y alegrándome de tu vuelta.

Un abrazo.

Freia dijo...

Me alegro mucho de tu vuelta.
Un beso fuerte.

TORO SALVAJE dijo...

Llevaba tres horas sin poder conectarme por un problema desconocido y estaba negro ya... si me ocurre lo que a ti me han de ingresar en mi manicomio.
Aunque no sé... quizás estaría mejor.

Me alegro mucho de tu vuelta.

Besos.

Adanero dijo...

Por un error de la santa Tecla (patrona de los informáticos) se te disparataron las palabras y Siempreconhistorias estuvo a punto de quedarse en Siempreconhisterias.
Mais voliá que las letras liliantes se desliliaron gracias a.
Pues gracias a por el rescate.
Y a ti por volver.

Besos.

sergio astorga dijo...

Izaskun, feliz retorno y mira que ahora ya tienes el poder de Rómulo y Remo al ser salvada por la gran L.
Como dice Adanero, tus histerias serán Historias siempre, que es el adverbio que te marca.

Un abrazo prodigo casi prodigioso, por contagioso.
Sergio Astorga

Abol dijo...

Siempre con historias, Canariza. Siempre volviendo y escribiendo.

Besos de lluvia,
L.

ALE. dijo...

Que bueno,Izaskun.Es lindo reencontrarte.

Besos.

María Eugenia Mendoza dijo...

Bienvenida, querida Izaskun. Este mes de mayo, si bien un tanto silencioso y ansioso, por azares de las teclas y el "éter" de la red, ha sido un mes muy bien celebrado y con planes muy sólidos de los que ya nos contarás. Felicidades por tu cumple y por el deseo cumplido de convertirte en librera.
Un abrazo muy, pero muy cariñoso.

siempreconhistorias dijo...

Eva admirada, mejor sin vegüenza que era verde y esas cosas. Millones de gracias por venir y decir.
Gracias, querida Freia, por el beso de retorno. Va otro para ti, y miles de abrazos no rotos.
¡Ay! Toro de regalo inesperado, que ya sabes que me pido sitio en ese manicomio.
Beso.

Ciberculturalia dijo...

Me alegra tu vuelta y que tus dificultades técnicas se hayan resuelto.
Bienvenida. Un beso

Marisa Peña dijo...

Y por fin el reencuentro...Y a seguir, como podamos, como nos dejen, como sea....Un abrazo enorme

PIZARR dijo...

Me alegro muchísimo Izaskun y me sonrojo por tus letras. Mil gracias siempre.

Y me gusta eso de ser librera en breve, habrá que ir a verlo... será forzoso... jajaja

Un fuerte abrazo

siempreconhistorias dijo...

Pues sí, infalible Adanero, me traicionó la Santa y llegó mi adorada Loba y puso remedio. Aquí estamos de nuevo, histérica y con historias.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Queridísimo Sergio, las historias como pasión de vida me llevan, y sí me siento ahora con más peso a las espaldas, salvada por L. y saludada por usted.
Apenas un mes para la apertura de esa pequeña librería que también es suya.
Besos.

siempreconhistorias dijo...

Besos de mayo soleado para ti, Abol salvadora. Siempre lléndome, ando, y eso fuerza el regreso.
Un abrazo gigante,

Helena dijo...

Querida Izaskun,
Que bom é ter-te de volta e com novos projectos! Estamos à espera de ver os livros florescer.
Beijos, Helena

Cachalote dijo...

Querida i,
Gracias por perdonar una inconstancia que no mereces. Los viajes por entre los días extrañan anclas y a veces los libros se leen ciegos como dedos.

Recibo tus turbulencias desde el final del patio de butacas y las leo a retazos, por los comentarios que hacen los demás. Buceo por las letras zurcidas y celebro tu pérdida, ese agujero excavado en tu cuerpo que delata al fin la importancia que realmente tienen tus palabras para ti.

No me iré muy lejos, lo prometo.
Dejaré una luz encendida.

*

Arruillo dijo...

Una gran alegría que se hayan solucionado esos problemas con las ondas y otra por esa relación anunciada con el mundo del libro.
Siempre es bueno tener más de una ventanita por la que poder asomarse.
Un abrazo

iliamehoy dijo...

Ay. por fin volviste al otro lado de la ventana. Reconforta saberte cerca, y librera, y quizás asustada, pero valiente, en la eterna resistencia.
Una sonrisa

siempreconhistorias dijo...

Querida Ale. muchas, muchísimas gracias por estar. Me siento muy muy en deuda contigo.
Un beso grande.

siempreconhistorias dijo...

Querida María Eugenia, decisiones rápidas y estrañanamente audaces para mi carácter las tomadas en este mes. El día del cumpleaños fue por cuestiones externas difícil y hasta desagradable por momentos, pero soy mujer de larga distancia y largos plazos así que me quedo con lo positivo de esa librería de la que te contaré cumplidamente y en la que estarán (por ahora expuestos y prestables, después ya hablaremos) los dos libros tuyos que tengo el placer de tener en casa.
Un abrazo sincero,

siempreconhistorias dijo...

Querida Ciberculturalia, muchísimas gracias por tu saludo. Ojalá fueran todas las dificultades de este mundo tan triviales como estas técnicas...
Un abrazo fuerte,

siempreconhistorias dijo...

Por fin nos reencontramos, Marisa poeta... y te pienso tanto... y te siento tanto en estos días difíciles... y te admiro tanto y te extraño. Sabes donde encontrarme, Marisa, y sabes (espero) que mi vida estará siempre abierta a tu presencia.
Besos.

siempreconhistorias dijo...

Querida Helena,
De nuevo con el miedo de la elegida, y esta vez sin collarines ni escudos, a tumba abierta con el cariño de mujeres de infinita inteligencia, como tú.
Gracias, Helena. Muchas gracias.

siempreconhistorias dijo...

Querido Cachalote,
No soy quién para perdones, que tu luz me guía y solo espero mantener alertas los radares para no perder la señal.
Gracias.
Muchísimas.
Vitales gracias por estar.
I.

siempreconhistorias dijo...

¡¡¡Ayyyyyyyy!!! Pizarr de inolvidable voz, que me salté tu entrada y... que desde aquí, desde siempre, desde cualquier lugar, graaacias y besos. Me gusta la idea de que vengas a ver la librería. Ya sabes que aquí serás bien acogida con la compañía que traigas.
¡Anímate!

siempreconhistorias dijo...

Amigo Arruillo, muchas gracias por el aliento continuo. Besos múltiples a ustedes e infinitos a Nerea.
Gracias.
De verdad.

siempreconhistorias dijo...

Querida Ilia, desde la resistencia que me falla por instantes, desde el asidero de tu sonrisa, todas las gracias.
Estar a tu lado es importante.
Mucho.
Y más.

Cachalote dijo...

Querida i,
En lo hondo muy hondo, donde el color es un lenguaje desconocido y el ruido es ahogado por un silencio atronador, en ese mar de paz me encontrarás.

Querida i,
¿Qué ves cuando te asomas a un espejo? ¿Ves el espejo, o te ves a ti?

¿No sabes que no existo? Soy solamente un espejo... No me ves, pero reflejo de ti. Juego cuando juegas, callo cuando callas.

Estoy expectante por saber de tu librería, ese mar de paz que espera tu silencio, ése que aún no existe en tu cabeza.

Juego. ¿Acaso tú te cansaste de jugar?

*