domingo, 25 de julio de 2010

SILENCIO

al Cachalote que espero
y a ti

silencio
se rueda
pasa la vida
no quiero (silencio) no puedo callar tanto miedo
hay gente que te quiere
y que me odia
(silencio)
me puse el traje de silencio para llamarlo
y él no vino
estará ocupado en los océanos
sí el mar es mucho y da mucho trabajo
y es muy hondo (silencio) abisal (silencio) frío
me vestí callada para evitar interferencias
para que te oyera el corazón
para que la sangre cálida que me fluye le resonara sin ecos
para que te supiera
me sabe
me conoce
yo lo sé
pero no viene
tal vez se entretuvo en otros sonidos
o se escondió en silencio
(silencio)
o no quiere jugar más
no sé jugar
o se fue
pero no dijo nada
ya (silencio) es una forma de irse
a la francesa
tú estabas callada

¿entonces?
(silencio)
nada

Y la ballena de sangre cálida nadó de nuevo en lo hondo.
Y rompió el silencio gritando desde muy dentro.
Y esperó impaciente a que su Cachalote asomara.
Y supo otra vez que la vida no vale nada.

48 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Pobre ballena.
Pero está equivocada.
Hay océanos amables y muchos cachalotes por conocer.

Besos.

Juanma dijo...

El mar, sí, tiene mucho trabajo...cuidar el silencio, evitarlo quizá, amarlo siempre.

Enorme poema.

Besos.

Freia dijo...

Yo diría que es imposible odiar a las ballenas azules. No está en su naturaleza que las odien. No es posible.
Y el silencio a veces es bueno. Como punto de inflexión para recomenzar.
Que no tema la ballena azul a los silencios que no siempre son sinónimo de ausencia u olvido. Que recuerde que cuando Tamino no le hablaba a Pamina no quería decir que se hubiese olvidado de ella o la rechazase. Simplemente en ocasiones el silencio es impuesto o es el principio de algo o es un imposibilidad momentánea de acudir.
Yo le recetaría a su ballena música de Mozart.
El cachalote, esté donde esté, asomará de nuevo, téngalo por seguro la ballena.
Y la vida siempre, siempre SIEMPRE vale la pena. Y la ballena azul lo sabe.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
SIEMPRECONHISTORIAS

ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DEL FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

José
Ramón...

RGAlmazán dijo...

Hay cachalotes que no saben lo que se pierden, que no valoran lo más preciado.

Salud y República

Abol dijo...

Me siento a gusto en tus aguas, Canariza. No migraré. Precioso texto.

Marisa Peña dijo...

Izaskun...me conmovió profundamente este texto.He sentido el silencio doloroso, el mar, la espera de la ballena y esa renuncia final(la vida no vale nada,si no es para sabernos amados, reconocidos, esperados...y yo sé que tú lo eres)
Un enorme abrazo

NáN dijo...

El silencio es el mejor estado para volver a oír los latidos de nuestro corazón. Ese sonido sí que tranquiliza: significa los 5 sentidos dándonos datos y el cerebro celebrándolos.

Un abrazote

Cruz dijo...

No calles vida, porque tu silencio también lo escuchamos.

Isabel Romana dijo...

Bellísimo poema, izaskun. Sabes, mientras lo leía pensaba que quizá había alguna otra razón para que el amado no llegara. Tal vez un arpón homicida... Un abrazo muy fuerte.

Ciberculturalia dijo...

Precioso poema Izaskun, triste, silencioso...

Bellísimo!

Un beso

Eva- La Zarzamora dijo...

Shisssss!!!! :)
Un beso.
Te seguiré siempre.

María Eugenia Mendoza dijo...

En ocasiones interpretamos el silencio en forma escandalosa, especulamos a gritos y ponemos oídos sordos a la posibilidad de tregua. Antes de sumergirnos en un silencio que rompe los tímpanos y el alma hay que echar un ojo y descubrir que la vida vale mucho.
Hermoso poema.
Va un abrazo con un beso en silencio.

Esponjita dijo...

ay ese silencio que no viene.
me gustó mucho
un abrazo

Malvada Bruja del Norte dijo...

El silencio une y es necesario. Curioso Izaskun pero yo también hablo de silencio, pero un silencio sano en el que me pierdo y después vuelvo...

El silencio no siempre tiene por qué ser malo.

Te dejo un fuerte abrazo.

iliamehoy dijo...

Hay momentos en que pasar de puntillas es la única opción, para preservar el silencio, paran no ahondar en las heridas, para gritar por dentro, para seguir en vida.
Así respiro mi verano, mientras intento no perderme demasiado.
Una sonrisa

Mónica dijo...

Solamente... Sublime!!!!!!!!

Maribel dijo...

Este silencio a mí me ha dado ganas de gritar, así a lo loco, mirando al cielo y rasgándome la ropa. ¿Por qué me sacuden de este modo tus poemas? Precioso.
Un abrazo.

impersonem dijo...

Impresiona este silencio...
Impresiona esta forma de describirlo... me gusta tu arte literario.

No sé lo que vale la vida exactamente, pero empiezo a creer que su valor depende del que nosotros tengamos para enfrentarla se presente como se presente...

Besos.

mariajesusparadela dijo...

Amo el silencio.
Odio la nada.

sergio astorga dijo...

Callemos todos.

Un abrazo silencioso.
Sergio Astorga

ybris dijo...

La vida siempre vale algo y mucho mientras haya un cachalote al que esperar con impaciencia.

Besos.

E.Monje dijo...

hermoso silencio.

Aarón dijo...

Buenas noches Izaskun. Poderoso poema. Todo lo bueno y lo no tan bueno que se aprende de la vida proviene del SILENCIO. Como decía Confucio "El silencio es el único amigo que jamás te traiciona".
Un cordial saludo.

siempreconhistorias dijo...

Las ballenas, Toro querido, no se equivocan. (Casi nunca).
¿Sabes cuánto te agradezco todo lo muchísimo que haces por mí?
¡¡Gracias!!

siempreconhistorias dijo...

Gracias Juanmita querido.
Besitos a los cuatro.
Muchos.

siempreconhistorias dijo...

"La vida no vale nada, si tengo que posponer otro minuto de ser..." Esa era la referencia, querdia Freia. No hubo queja hacia el Cachalote siempre amigo y siempre ignoto. Pero la vida, en demasiadas ocasiones, me parece no valer nada.
Un abrazo,

siempreconhistorias dijo...

Muchísimas gracias, José Ramón. Es un honor que me sigan sus horas.
Un abrazo,

siempreconhistorias dijo...

Y ballenas que no saben mirar, querido Rafael. Me da muchísima envidia que anden ustedes de viaje por aquellos lugares. Espero que todo esté muy bien.
Besos.

siempreconhistorias dijo...

Te quiero Lilian. Me desollé.
Beso.

siempreconhistorias dijo...

Querida niña Marisa. Querida poeta. Nunca te agradeceré lo suficiente los abrazos que me llegan.
Muchas.
Muchísimas gracias.
Besitos.

siempreconhistorias dijo...

Callo y lato, querido Nano. Mi cerebro enfermo es poco celebrador, pero atenderé al resto del cuerpo.
Un abrazo,

siempreconhistorias dijo...

No callaré para ti, Cruz amada.
Beso.
(Espero noticias y plazos)
Y otro más.

siempreconhistorias dijo...

Muchísimas gracias por tus palabras, Isabel. Es justamente el miedo a que haya ocurrido algo ajeno a nuestro amor, a que algún zarpazo de la vida lo haya hecho desaparecer, a que un arpón asesino me lo arrebate lo que lleva al poema. No es canto frente al abandono sino frente al miedo de que él ya no esté y yo no lo sepa.
Un abrazo enorme. Ya queda menos....

siempreconhistorias dijo...

Muchísimas gracias ciberculturalia viajera.
Un beso grandote,

siempreconhistorias dijo...

Gracias, Eva... Estoy a punto del colapso, pero no se lo digas a nadie;-P
Besitos.

siempreconhistorias dijo...

En el proceso de mirar y creer me hallo querida MAría Eugenia. Y siempre en el de aprender de personas como tú.
Muchísimas gracias por tus palabras.
Un abrazo cansado,

siempreconhistorias dijo...

Gracias siempre por tus apapachos querida Espmjita filósofa. Muchas, muchísimas gracias.Y un beso,

siempreconhistorias dijo...

No es malo, brujita cariñosa, el silencio. O no siempre.
A mí me sienta bien quedarme calladita un tiempo escuchando y viviendo.
Millones de gracias. Y un beso,

siempreconhistorias dijo...

Y así, de puntillas, me gusta saberte siempre cerca queridísima Ilia. Muchas gracias,

siempreconhistorias dijo...

Sublime eres tú, niña poeta Mónica.
Besitos,

siempreconhistorias dijo...

Será que mi locura se sale hasta por el silencio, admirada Maribel. TE debo dos mil quinientas visitas. Y las haré.
Un beso grandote,

siempreconhistorias dijo...

Muchísimas gracias por sus palabras, impersonem. Coincido en que el valor de la vida depende del nuestro y el mío sube y baja con el oleaje sin dejar de defender la justicia y la amistad. La suya me honra.
Muchas gracias,

siempreconhistorias dijo...

No conozco la nada, querida María JEsús, me da miedo conocerla, siempre encuentro belleza y motivos para seguir. Tus palabras llenan cualquier nada.
Un beso,

siempreconhistorias dijo...

Callemos, amigo artista.
Gracias siempre por su paciencia.
Un abrazo callado,

siempreconhistorias dijo...

Cierto, admirado Ybris, la espera impaciente, la esperanza, siempre merece la pena. Y en eso estamos, en la esperanza y el trabajo.
Un abrazo,

siempreconhistorias dijo...

Gracias E. Monje, shhhhhhhhhhh

siempreconhistorias dijo...

Buenos días, Aarón. El silencio como origen me gusta. Por eso a veces vuelvo...
Un abrazo,