martes, 27 de septiembre de 2011

DE LA NECESIDAD DEL YO O LA IMPOSIBILIDAD DEL HAIKU

Dicen que más vale tarde que nunca, y aunque yo no concibo esa razón, vuelvo, con la frente marchita, a decir por la necesidad de decirme y porque las deudas atosigan, todas, y pro mucho que dios apriete mi ateísmo ahoga y.
Esta bobería va para Puri, por su cariño infinito, porque se empeña en que algún día lo conseguiré, porque sí.
A Puri
- Sal de ahí. Sitúate fuera.
- ¿Qué?
- Abandona ese sitio. Cambia. Ponte en otro lugar.
- ¿Cómo?
- Mira desde otros ojos. Déjate ser en la naturaleza. Piérdete.
- ¿Dónde?
- Lejos de ti, bajo una piedra, en el agua putrefacta de la palangana, entre las babas del perro enfermo: ¡fuera!
- Pero yo...
(La bofetada suena y pica)
- Adiós

Y mientras tanto:
Sobre la mesa
ceniza acumulada.
El piano sordo.



6 comentarios:

Gemma dijo...

Precioso.
Besos, Izaskun!

sergio astorga dijo...

Izaskun:
Te leo, te escucho; el piano calla y la ceniza me llena.

No te quedes ahí. Aquí tengo tu abrazo.
Sergio Astorga

Arruillo dijo...

Qué importante es ser uno mismo y qué dificil es aguantar los vientos desfavorables.
Un abrazo, Izaskun

siempreconhistorias dijo...

Muchas, muchísimas gracias Mega admirada. Te debo mil visitas y quinientos mil cariños. No olvido.
Un abrazo grande,

siempreconhistorias dijo...

Iré a por ese abrazo que me late dentro, querido pintor. Y en y con oporto brindaremos.
Un abrazo ceniciento,

siempreconhistorias dijo...

Sí, querido Arruillo, que importante es, o cuánta importancia le damos. Al parecer los japoneses no tienen esa necesidad, pero yo no me deshago del existencialismo ni en plena menopausia. O tal vez por eso.
Millones de gracias por tu constancia.
Millones de besos a Nerea.