jueves, 4 de septiembre de 2008

desde el pasado sig(l)o, de Izaskun Legarza

El 8 de marzo del año 94 un cartero interrumpió una mis clases (recuerdo que trabajaba el mapa de España con el sexto curso de Primaria) para entregarme una envío desde Madrid. Se trataba de una libreta de Taschen con el Senecio de Paul Klee como portada. Me la enviaba quien ahora es padre de mis hijos. En una página de agosto de ese año me leo:
sola en el estudio que habito en tus ausencias
en mi espacio sola y triste
por añoranza, por incapacidad,
porque no me existe el olvido.
te vi alejarte en la noche
solo también tú
te vi marchar sin volver la cabeza
y caminar hacia tu casa sin buscar mi mirada.
me inundó entonce la tristeza
la misma que ahora me late
-y es que la realidad existe-
y no sé jugar al amor
no sé vivir
nunca he sabido
y pensé que por fin el mundo había terminado
pero es mentira
soy yo la que me termino
y
amor
me miras con la terrible ternura de un niño que no sabe qué hacer
para salvar a su animal más querido

1 comentario:

lilith dijo...

Me rompes por dentro...

Gracias*