miércoles, 22 de octubre de 2008

MANGO

Salieron de la vida en la salada mar. Caminaron felices y desnudos respirando el aire cálido. Tomaron del árbol un mango y compartieron su oloroso y dulce néctar.
Después todo fue Paraíso.

6 comentarios:

sergio astorga dijo...

Mango,mango,mangue,carnoso paraíso aquel.
A la salada vida ni volver, no cres?
Un abrazo de mango de manila.
Sergio Astorga

siempreconhistorias dijo...

No lo sé Sergio. Espuma de mar enamorada me veo más que polvo. Pero tal vez me quede en tierra.
Un abrazo con mantón, entonces.
izaskun

Escrituraleatoria dijo...

Genial, claro, las manzanas a veces son paposas. Era mango!!!
Un abrazo sabroso
Miriam

siempreconhistorias dijo...

Gracias Miriam. Paposas, sí y verdes de envidia las pobres. Mejor el mango para seguir edénicos.
Un dulce abrazo.
Izaskun

Mega dijo...

¡Qué gran síntesis, Izaskun!
Tuvo que suceder tal como nos lo cuentas, igual de bonito.

siempreconhistorias dijo...

Mil gracias por tu comentario, Mega. Debo confesarte que me siento asustadisíma por tus visitas y, por supuesto, honradísima. También que me gusta fisgonear entre tus blogues y ver banderas tricolores.
Un abrazo,
Izaskun.