jueves, 23 de octubre de 2008

RETORNO, de Julia de Burgos




En el tercer volumen de La vida escrita por las mujeres dirigida por Anna Caballé me tropiezo hoy con Julia de Burgos y, claro, me paro, leo, suspiro y comparto. Julia de Burgos nacida en Carolina, Puerto Rico en 1914 y muerta, al parecer, en Nueva York, en 1953. Treinta y nueve años y cinco poemarios que constan. Aquí va un poema:
RETORNO
"Indefinidamente,
larga de sombra y ola,
quemada en sal y espuma y calaveras imposibles,
se me entristece la tristeza;
la tristeza sin órbita que es mía
desde que el mundo es mío,
desde que ardió la tiniebla
anunciándome,
desde que se hizo mío el motivo
inicial de todo llanto.
Como que quiero amar
y no me deja el viento.
Como que quiero retornar
y no acierto el porqué, ni adonde vuelvo.
Como que quiero asirme a la ruta del agua,
y toda sed ha muerto.
Indefinidamente...
¡Qué palabra más mía;
qué espectro de mi espectro!
Ya no hay ni voz,
ni lágrimas,
no hay espigas remotas;
no hay naufragios;
no hay ecos;
ni siquiera una angustia;
¡hasta el silencio ha muerto!
¿Qué dices, alma, huirme?
¿Adónde llegaré donde no esté yo misma
tras mi sombra?
Sin comentarios.

10 comentarios:

Escrituraleatoria dijo...

Me encanta el poema y me habla. Aunque he de decir que en los últimos tiempos esa tristeza inconsolable se fue, cosa de ponerle palabras, de descifrarla en el diván. El psicoanálisis es una experiencia hermosa de reescritura y de invención. Un abrazo.

sergio astorga dijo...

Izashun, es verdad que después de comer el mango nos toca el hueso, algunos se atragantan, otros lo siembran y otros ni siquiera llegan a él. El poema es un alarido, tu dirás dónde está el hueso.
Un abrazo silencioso
Sergio Astorga

*el mango está en minificciones, felicidades!

Triana dijo...

Amor y desamor, ausencias y presencias, que fatigoso me parece todo esta noche Izaskun en la que el silencio se resiste a morir.

Un beso.

Triana

Triana dijo...

Amor y desamor, ausencias y presencias, que fatigoso me parece todo esta noche Izaskun en la que el silencio se resiste a morir.

Un beso.

Triana

siempreconhistorias dijo...

En efecto, Mirian, muy buena experiencia la del psicoanálisis y, por supuesto, la de las palabras. No estoy yo ahora tan triste, tampoco, pero no puedo evitar que me lleguen palabras como estas de quien nisiquiera encuentra la angustia.
Un abrazo.
Izaskun

siempreconhistorias dijo...

Gracias, Sergio, por hacerme llegar tu cosntante aliento. Me siento privilegiada y aunque desconocedora del hueso que se me clava te diré que me gusta chupatear la pipa del mango pequeño y hebroso y no me atraganta su contacto.
Un sonoro arbazo a ti.
Izaskun

siempreconhistorias dijo...

El silencio, Triana, es difícil compañía, pero lo necesito yo, a veces, para poder iniciar mis intuición de lo que hay dentro.
Gracias por tu visita, por tus fotos, por tus palabras. Por estar.
Un abrazo, tierno.
Izaskun

Escrituraleatoria dijo...

Hola. No sé por qué escribí eso del psicoanálisis. Releo este poema, es hermoso, incluso en ese dolor de quererse huí a sí mismo. Un abrazo.

Mega dijo...

"Como que quiero amar
y no me deja el viento".

(¡Cuánto desconsuelo en estos versos!)

También yo tengo en casa esta edición de Anna Caballé. ;-)
Un abrazo, Izaskun

siempreconhistorias dijo...

Muchísimo desconsuelo, Mega.
¿Buena edición, verdad? y poco tiempo el que tengo para indagar en las autoras.
Gracias por tu visita,
Un abrazo.