domingo, 16 de noviembre de 2008

LUIS GARCÍA MONTERO Y GRANADA

Luis García Montero, poeta necesario y admirable profesor abandona la Universidad de Granada (según se ha informado en medios periodísticos nacionales) tras una disputa con un señor que trabaja en la misma universidad y la sentencia judicial del pago de una multa y.... bueno, yo no me lo quiero creer porque lo considero una pérdida vital para la universidad granadina y para Granada.
Si se permite este absurdo Granada pierde a uno de sus mejores cantores. Juzguen ustedes:

QUEDARSE SIN CIUDAD
(1994)
Luis García Montero
I
La ciudad vino a posarse en mi hombro.
Yo la estaba viendo en el horizonte, nocturna, abierta de luces y de alas, quieta, como buscando el calor de la luna o el mensaje de los faros del coche. Lentamente me acercaba a ella, cumplía mi regreso. Granada se parece entre las sombras a un pájaro dormido.
Pero hubo un momento en que puede notar el temblor de sus nervios, la repentina agitación del sueño, la llamada de un instinto poderoso, la disciplina de un horario. Y todo de repente. Y levantó vuelo, y cruzó el aire como una flecha en llamas, como una predestinación encendida. Y vino a posarse en mi hombro, y dejó su beso sangriento en mi cuello.
Desde entonces la temo con una entrega absoluta, igual que la víctima necesita a su vampiro. Pálido, con ojeras, casi sin sangre, a la ciudad regreso todavía. Soy el aparecido de las sombras, el que cruza la calle, el que se pierde hacia un destino secreto. Y te miro un momento, y me poso en tu hombro, y acerco mis labios a tu cuello.
VII
En el interior de la ciudad hay un laberinto de citas y palabras perdidas. Las llamadas telefónicas que nadie contesta, los timbres que se estrellan en la quietud oscura de los pasillos, el cliente desconocido y regular que deja de tomarse la última copa en la barra de siempre, las sillas vacías, los coches muertos, todo lo que funda un hueco en el alma de la ciudad, todo lo que aparece como el cuerpo atropellado de un perro, el aceite impuro de los aparcamientos subterráneos, los ángeles abandonados de los jardines públicos, todo va formando una red de silencios, un laberinto de secretos y pérdidas.
La multitud cruza por delante de los resales secos, camina ensimismada, no pregunta por la hora del amor o de los desengaños, no se detiene a mirar la soombra de los desamparados. La multitud y los desamparados siguen el camino de las serpientes telefónicas, de los tiempres que no hallan respuesta. Desembocan en el laberinto que teje la ciudad con sus citas y sus palabras perdidas.
Granada es una rosa sin contorno, el pétalo que pisan la multitud y los desamparados.
X
¿Sigue siendo mía esta ciudad?
Para el paseante que dobla el cabo de la plenitud y descubre las sombras y la picadura envenenada de la memoria, sólo hay un recurso: la dignidad de ser mortales.
Para la ciudad que se duele de sus cicatrices y recuerda otras mundos en su propio paisaje, sólo hay un camino: la dignidad de lo transitorio.
Y tú, metáfora que pervives en la ola de un bosque, palacio del deseo y la melancolía, ten piedad del pez de plata que se acaba en la dureza seca de los adoquines; ten p iedad de los ojos asustados que desde lejos te miran. Ten piedad, porque el caminante sabe que está condenado a ser extranjero en su propio deseo, en su propia ciudad.
VISTA CANSADA
2008
DEFENSA DE AQUELLA AMISTAD
A Juan Manuel,
maestro de la duda.
La ciudad prometida que se llamaba noche
tuvo dos argumentos para buscar la luz.
Cuando Javier veníes escondido en su risa,
la inocencia y el fuego arañaban las copas.
Antonio trajo entonces un sol para noctámbulos.
En aquellos inviernos de nubes escolásticas,
los reunidos pactaban las lluvias de verano.
Juan Carlos, el teórico, descubría dos versos
en los malos poemas y en las buenas canciones.
Mariano conspiraba a favor de la ópera.
En aquella ciudad, en aquella insolente
ciudad de la alegría recién inaugurada,
Álvaro deshojó los ritos del futuro
y la palabra hoy, Juan tenía en sus ojos
el olor a pintura que necesita un sueño.
Las ciudades se pliegan, se despliegan, suceden
y se abren nocturnas, como fotografías,
a través de los hechos, las desapariciones,
existiendo dos veces, temblorosas, verbales,
a la luz del pasado y a los pies de la vida.
No sé qué más. El tiempo de los días siguientes,
como Andrés, se hizo largo en una biblioteca.
Siempre fue de mal gusto cerrar antes de hora.
Ciudad de los olvidos, la fábrica del Sur,
conmigo vas, mi corazón te lleva.
Los poemas los he copiado de la recopilación editada porRenacimiento con el título de
POESÍA URBANA, de la que tengo la 3ªedición, de septiembre de 2008.
Si una ciudad y su cultura oficial necesitan más para mostrar orgullo por este poeta mejor será el abandono como destino.

9 comentarios:

Triana dijo...

Ya había leido la noticia en el blog de Antonio Serrano Cueto,y tengo que decir que no me extraña, la Universidad española huele a basura hace muchos años, me alegro que Luis Garcia Montero se haya desvinculado de ella por su bien, lo siento por los estudiantes grandinos que han perdido uno de sus mejores docentes.

Gracias Izaskun.

Un abrazo fuerte

siempreconhistorias dijo...

Fui a leer en blog de Antonio Serrano Cueto y de paso estuve viendo en la prensa toda la polémica. Debo ser una señora tradicional, que no tradicionalista, porque sigo considerando que es una gran pérdida para los universitarios granadinos.
Gracias por tus comentarios. Triana.
Un abrazote.

Angela dijo...

Venho agradecer sua visita.
Desconheço a realidade espanhola mas, tomando o mundo por realidade mais genérica, me pergunto se, na banalidade que cerca este mundo precário de valores do espírito, não será melhor para poetas como este, com este encanto pela cidade, com este espírito elevado, não será melhor, repito, estarem afastados destas instituições que não acordam com eles?
um abrazo e gracias pela visita.

siempreconhistorias dijo...

Gracias a ti Ángela, por tu blog, y por tu visita. Seguramente estarán mejor los poetas de esta talla fuera de las instituciones universitarias. Pero me dan pena las personas que tendrán que dejar de aprender con él.
Un abrazo oceánico.

PIZARR dijo...

Hola Izaskun, lo primero espero que tu gripe vaya mejor que la mia, porque anoche comprobé ( he estado sola y encerrada en casa desde el viernes ) que me había quedado sin voz... jajaja... ya ves lo charlatana que es una, que no se entera de que no puede hablar.

Respecto a lo de Montero efectivamente pienso que los alumnos pierden muchísimo, pero es cierto también que cada vez son más los escritores, investigadores, etc... que en cuanto pueden se desvinculan de las universidades, huyendo al parecer de prácticas y sistemas que no les satisfacen.

Descubrí a Montero hace relativamente poco tiempo y lo hice de la mano de Pato y de Pepe Codorniu ( por sus blogs ) y la verdad es que me resulta increible no haberlo descubierto antes, porque me encnata.

Un beso y mejórate de esa gripe.

PIZARR dijo...

Por cierto ¿sabes que tienes el reloj de los comentarios mal ?

Son las 11:47

siempreconhistorias dijo...

Gracias Pizarr, por ahora llevo la gripe mal y sudando pero claro que mejoraré (pobre virus que no sabe con quién se ha topado). Lo del reloj no sé arreglarlo y lo de Luis, pues sí, probablemente estará mejor fuera de la Universidad.
Un beso.
Izaskun

PIZARR dijo...

Lo del reloj es una opción que tienes en configuración y dentro de esta, en la opcion de comentarios. Alli se elije el tipo horario. Te dan a legir diversos formatos y elijes el que más te guste.

Un beso

siempreconhistorias dijo...

Gracias, Pizarr. Ahora no me quedará más remedio que ponerme a la hora.
Un brazo