martes, 1 de septiembre de 2009

disparaTitos (6)

Esta debe ser, es sin duda, la entrada más difícil de las que he hecho en este más de un año (ya sé que soy una descastada y no celebré pero es que los fastos en que el protagonista queda al margen no me agradan especialmente: tétricas relaciones que establece una) de vida de oblogaciones adquiridas. Y no sé explicar el-los motivos y sólo puedo decir que tiene que ver con la acercanza (en La nave de los locos hay una espléndida serie de acercamientos a la acercanza)de un cambio importante, muy importante, en mi vida de ya. Y ahora que lo pienso no sé si es del todo correcto,ni sin las incorrecciones tienen grados, hablar de acercanza de un cambio porque tomada como relación debiera expresarlo de otro modo, pero sintiéndola como proximidad me sale escribirlo así y esas son las cosas que tiene no ser filóloga y estar divagando alrededor de un tema que no es el de el texto que procuro. O sí porque los textillos que hoy les propongo son acercanzas a el miedo que en este instante siento. Y es que intento, procuro, quiero disparar hoy contra ustedes el miedo que me atenaza los dedos, el que me obliga a respirar despacio para que el corazón no se me desboque, el que me tiene con la temperatura alzada, el que me mantiene atada a esta silla. Y por lo que pueda ser, que será, quiero aclarar y declarar que todo lo que en este más de un año he escrito, y muy muy muy especialmente la serie de disparaTitos que hoy llega al seis, están escritos por y para la escritora de mi vida que es muchas escritoras y sobre todas ellas la mujer en la que pienso cada día uno cuando apunto y que, tatatachán, se llama Lilian y se apellida Elphick y los que no la conozcan y estén por aquí deben ir de inmediato a visitarla en su Ojo Travieso. Y me da vergüenza dedicarle esto porque quisiera dedicarle algo digno pero mi ofrenda es la de quien mira y admira a la escritora que ella es, la de quien empieza a aceptar su límite y desea hacer público su agradecimiento y sus miedos. Sus pasiones si se quiere. Sus entrañas, las mías, que aquí quedan expuestas.






Para Lilian Elphick
disparaTitos (6)
(xv) Ansiedad
Respira con ritmo pausado y serenidad fingida en la penumbra de la sala de partos hasta que un salvaje alarido irrumpe desde la habitación contigua y.
(xvi) Angustia
- No sé cómo explicártelo, mi vida, es un sentimiento tan, tan...
- ...
- A ver,imagínate que..., sí, imagínate que eres un niño ciego. ¡Eso es! Eres ciego y te llevan al dentista...
-...
- Estás recostado en el sillón, solo, sin ver, con la boca abierta con bridas...
-
- Sientes que alguien entra en la habitación. No puedes hablar. No ves. Pero sabes que alguien ha entrado y de pronto... ¡lo oyes!...¡escuchas el sonido infernal que se acerca!...
- Yo...
- ¿Oyes el torno?, ¿puedes sentir ese frío?... Algo así... Sí..., algo así, amor, es la angustia que en tus ausencias me posee.
-...
(xvi) Desesperación
Calla el bolero y no te ha besado.
Y, bueno, desde un batido semejante a la ansiedad, angustia y desesperación les dejo hoy estoso disparaTitos que espero que me comenten casi sinceros. A todas-os, como siempre,gracias.

37 comentarios:

Abol dijo...

Mil gracias, Canariza espléndida. Los tres textículos son perfectos; me encantaron, sobre todo "Desesperación" que es la aguja entrando en el dedo y no en la tela.

Un abrazo fuerte
L.

TORO SALVAJE dijo...

Son muy buenos.
El tercero es un rayo.

Besos.

Arruillo dijo...

No conozco a la autora que mencionas, pero prometo visitar su blog. En cuanto a tus disparaTitos, aparte de ser una idea genial, que ya veo que tienen su tiempo, creo que suponen un buen ejercicio reflexivo sobre el significado de palabras que están ahí y pueden pasarnos desapercibidas.
Un beso

ALE. dijo...

El tercero es maravilloso, me ha dejado quieta viendo la escena...
Muchos besos.
Y por supuesto:al miedo atravesalo,aún con todo el temblor y la angustia atravesalo,y cuando lo hagas da vuelta la cara y fijate lo chiquito que ha quedado.

Isabel Romana dijo...

Muy buenos los tres, pero he de reconocer que el segundo, el del niño ciego en el sillón del dentista, es el que más impresión me ha causado, porque ahí se percibe la situación de indefensión hasta un extremo intolerable. Creo que Lilian se sentirá muy orgullosa. Un abrazo muy fuerte.

ybris dijo...

Bella dedicatoria de textos sentidos desde esa acercanza que tanto me llega.
Ansiedad como espera al parto.
Angustia de sospechar lo insospechable.
Desesperación del beso que no llega.

Aguda y genial como de costumbre.

Besos.

Maribel dijo...

Pues yo no sabría con cuál quedarme, me parecen todos geniales. Lilian se sentirá muy orgullosa de ti.
Un abrazo.

sergio astorga dijo...

Izaskun, no voy a texticular, como bien nos dice nuestro admirado Ojo Travieso, y solo diré que me quede sin el beso, con la boca abierta y con el cordón cercenado.

Un abrazo textual.
Sergio Astorga

cachalote dijo...

Gracias por el seis. Yo también disfruté de los tres, aunque reconozco que siento debilidad por los brevísimos, como xvi.
Creo que a tu poeta le habrá encantado la dedicatoria, es un placer inesperado e irresistible.

Me preocupan tus miedos... A mí el miedo hace que se me olvide sonreír.

Un beso asustado.

*

marisa dijo...

Yo me quedo con los tres Izaskun: ese parto que parece interminable y luego... ese niño ciego que siente el frío, y ese beso que no nos dieron.Maravillosa, certera, un lujo, como siempre.Lillian es una escritora para quitarse el sombrero, sí señor.
Abrazos a las dos

marisa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
NáN dijo...

No creas que no había pasado varias veces, pero me quedaba reflexivo, impactado por los 3 disparatitos (yo también me quedo con los tres), pero sobre todo con tu miedo.

En cualquier caso, un abrazo, que es lo único que puedo darte y sé por experiencia que siempre viene bien estos casos: un abrazo de acercanza.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Yo tampoco celebré mi primer año con vosotr@s, no sé por qué, tal vez porque a veces os cuento cosas íntimas, cuando me regalais un premio, y os dejo un poco más de mí y menos de Malvada...porque es importante premiarnos nosotr@s mismos como ya te comenté, y sobre todo, sobre todo, porque lo importante es seguir compartiendo y tanto las razones que te llevaron a ello...

Tus disparatitos geniales, me gustó especialmente el segundo...me hizo revivir sensaciones...

eva-la-zarzamora dijo...

Toda una vida...me estaría leyéndote, y me estaría contigo, tus letras y disparatitos, escuchando de fondo el bolero de Machín, y más, pues tus letras son siempre pura música.
De elegir uno, me quedo con la angustia.

Besitos, mi Izaskun.

Triana dijo...

Fantástica Lilian y fantástica tu, para no variar..

Llevo un montón de días para llamarte, pero he tenido un pequeño drama con el movil (se perdió) y con él los contactos, (muchos), esta tarde ha aparecido milagrosamente, mañana lo recogeré y prometo llamarte esta semana.
Un beso para los enanos y para Patrick, y para tí, un abrazo muy fuerte.

Gemma dijo...

Tus disparatitos seducen desde la comprensión del miedo cerval que somos capaces de sentir en determinados momentos.
Un abrazo doble (aunque mejor triple)

siempreconhistorias dijo...

Nada que agradecer,Lilielfo. La deuda sigue cayendo en mi lado. Un beso en el bolero.
Canariza

siempreconhistorias dijo...

Y eso que yo no bailo, Toro certero.
Quedo esperando ese beso.

siempreconhistorias dijo...

Pásete Arruillo y dile Gon y Alba que lo hagan porque se trata de una de las grandes grandísimas.
Gracias por tu comentario siempre amable. Paso en un ratito a tomar café.
Besos.

siempreconhistorias dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
siempreconhistorias dijo...

Lo atravesaré ALE. con tus palabras empujándome lograré hacerlo.
Un besito.

siempreconhistorias dijo...

Gracias por tus palabras Isabel Romana.La indefensión es un sentimiento que me aterra, una realidad excesiva para mí.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Querida Ybris,apenas alcanzo a imaginar el privilegio de escuchar una clase suya. No creo que nadie pueda decir mejor mis intenciones que usted.De verdad muchísimas gracias.

siempreconhistorias dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Maribel. Como sabes tus comentarios me resultan casi necesarios. Gracias.Besitos.

siempreconhistorias dijo...

PERDÓN YBRIS, no sé qué tipo de acto freudiano fallido y cosas de esas fue. Perdón por la a- querido Ybris.
Un abrazo.

PIZARR dijo...

Ese beso que no llega es el que más me ha llegado.

Lilian estará contenta de recibir de tu mano estos disparatitos.

Un abrazo Izaskun

siempreconhistorias dijo...

Bien por tu atexticulación,Sergio,ya con tres me van sobrando.
Besos.

siempreconhistorias dijo...

No te asustes,Cachalote, que mientras tus palabras vengan mis miedos terminarán huyendo. Miedos,sombras,inquietudes sólidas...
Pasión,siempre.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Muchichísimas gracias,Marisa,con comentaristas como tú cada entrada es un placer. De verdad.Qué ganas de verte.Pena que no estaré en Madrid en el encuentro poético.
Besosa ti y al niño.

siempreconhistorias dijo...

Fundamental el abrazo, querido NàN,y si viene de ti necesario y agradecido.
Nací miedosa,pero como lo grito a los cuatro vientos al final parece que puedo.
Un abrazoa ustedes.

siempreconhistorias dijo...

Claro que compartir es lo importante,brujita,y con hechiceras como tú mucho más.Gracias por tus palabras.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Querida Eva,boleros,copla,tangos y soleares. Todos los sonidos me valen en tu compañía.Gracias,muchas gracias por tu comentario.

siempreconhistorias dijo...

Querida Triana, tengo que llamarte yo que estoy desastrosa en mi reincorporación isleña.Prometo hacerlo.
Un beso fuerte.

siempreconhistorias dijo...

Tú lo has dicho, querida Gemma,miedo cerval.Es exactamente eso.
Gracias por venir.
Beso.

siempreconhistorias dijo...

Un abrazo para ti, querida Pizarr. Espero que ya estés readaptada a tu mar.
Y un beso.

azpeitia dijo...

Siempre ese dolor inmenso que sublima tus sentimientos y los hace afilados como cuchillas que se clavan en el corazón de quien te lee.....azpeitia

siempreconhistorias dijo...

Bienvenido, apeitia, un honor recibirlo en esta doliente página.
Un saludo,