viernes, 11 de septiembre de 2009

AHOGÁNDOME

como estoy ESCRIBO/ los dedos puñales que me horadan/ afiladas puntas que repasan la herida/ventosas adheridas a la no-yo necesaria/ mazos golpeadores de teclas que dibujan palabras al ritmo de la música que me lleva al fondo/ música para machacarte el corazón que me regaló Marta y me resuena/ AHOGÁNDOME sin mar que me arrope/ con el aire inundado de lágrimas absurdas/ con el pasado sin superar/ con la rabia anidada en el lugar del perdón/ con el asco de no lograr flotar las circunstancias LLORO/ la rabia impaciente que me corroe/la decepción de la espera/ las ganas de gritar más y más fuerte/la impotencia de no ser oída/el miedo de los daños ocultos/la soga asfixiante en la conciencia/ Y ME REBELO contra las resignaciones prudentes/contra las asunciones encubridoras/contra la realidad que sí es cambiable/contra la niña sumisa que me pervive/contra las injusticias diarias/contra la sensación de fracaso/contra los despertares negros Y/ ME ENTREGO

37 comentarios:

iliamehoy dijo...

Ahogada llego al final de tus palabras. Porque mi rabia también usurpó el poder al perdón. Porque la tristeza me impide dormir. porque el miedo quiere llegar y me duelen las decepciones... porque me someto al deshaucio...
pero YO TAMBIEN ME REBELO...y aún sin ser escuchada grito.
No paremos, ahora no....
Una sonrisa, al menos eso.

siempreconhistorias dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
siempreconhistorias dijo...

Todas las sonrisas, querida Ilia. No te me ahogues tú,en mi camino modelo.
No pararemos.

ybris dijo...

Suena terrible:
Escribir desde el ahogo es angustioso.
Entregarse, sin embargo, es liberador.

¡Ánimo!

Besos.

Juanma dijo...

Escribir desde el ahogo es angustioso, sí. Pero tanto como liberador. La escritura tiene poder, el poder de la palabra. Si tu entrega son textos de esta calidad, bienvenida sea.

Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Sigo esperando un mail que cuando llegue, si lo hace, será demasiado tarde.

Que todo mejore.

Besos.

marisa dijo...

Mi querida Izaskun, el texto es magnífico...he recordado, no sé por qué a Miguel Hernández(que por doler me duele hasta el aliento) en esas imágenes tan brutales tan evocadoras de un dolor infinito...
Si me necesitas llámame.

eva-la-zarzamora dijo...

Me ahogo, y de la palabra nace el aliento...

Izaskún, demasiados recuerdos traes, que no son míos, ni me pertenecen, pero siempre es un placer ahogarme en tu escritura.
Besos.

Triana dijo...

Se hace difícil llegar hasta el final sin tener la sensación de ahogarnos un poco en ese ahogo, aire amiga, aire, respira hondo y "pa lante"
Brillante como siempre.
Un beso grande.

Dédalus dijo...

Siempre tan viva y tan intensa, Izaskun... No sé si sabes francés, pero voy a arriesgarme copiándote el final del Mistral Gagnant, del desollado Renaud. La canción te va por el correo en dos minutos.

"Ah... m'asseoir sur un banc
cinq minutes avec toi
regarder le soleil
qui s'en va
Te parler du bon temps
qu'est mort et je m'en fous
Te dire que les méchants
c'est pas nous
Que si moi je suis barge
ce n'est que de tes yeux
car ils ont l'avantage
d'être deux
Et entendre ton rire
s'envoler aussi haut
que s'envolent les cris
des oiseaux
Te raconter enfin
qu'il faut aimer la vie
et l'aimer même si
le temps est assassin
et emporte avec lui
les rires des enfants."

Un abrazo,

Malvada Bruja del Norte dijo...

Que mar de sensaciones, que han hecho que contenga la respiración para finalmente acabar espirando...Y sí gritar, y que no te oiga nadie, o encontrarte sola en medio de un montón de gente... ¿es necesario? Sí, lo es, porque entonces llega esa rebelación que hace que tu despertar sea blanco...

PIZARR dijo...

Querida Izaskun, tan intensas siempre tus palabras y tandescriptivas de esos estados de ánimo que a veces te invaden... nos invaden...

Me quedo con la letra de la canción que Juanan te envia: " Hay que amar a la vida incluso en los peores tiempos"

En eso estamos ¿verdad?

Un fuerte abrazo

sergio astorga dijo...

Izaskun, los amaneceres tardan, pero llegan.
Son tercos, filosos, parcos, sordos, putos, puercos, sonsos, torvos, ñoños, enanos, fútiles, gachos, pinches.
Sí, tardan, pero llegan. Ve por ellos y tómalos del cuello hasta que suelten la sopa.

Un abrazo que quede claro.
Sergio Astorga

WWW.LEYCOSMICA.ORGWWW.LEYCOSMICA.ORG dijo...

WWW.LEYCOSMICA.ORG
Hola, mis experiencias comenzaron sobre los 14 años, “sin comerlo ni beberlo”, Una noche escuché a mi madre entrar en mi habitación abrir la puerta de la entrada y después la del balcón, (yo sigilosa en la cama, pensé… cuando se vuelva a la cama iré a cerrar las puertas) esperé un momento en la cama me levanté y cuando las encontré cerradas…Podéis leer toda la historia en: http://proyectoartemis.blogspot.com/

Viajes Astrales, despertar, profecia maya 2012, desdoblamiento, viaje astral, proyeccion:
WWW.LEYCOSMICA.ORG

Más experiencias en: http://proyectoartemis.blogspot.com/

Páginas recomendadas:
http://viajesastrales-despertar.blogspot.com/
http://leycosmica.crearforo.com/

WWW.LEYCOSMICA.ORGWWW.LEYCOSMICA.ORG dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
cachalote dijo...

Querida i,
sufrida poeta romántica,
leyéndote no puedo sino querer alcanzar tus umbrales
esas lejanas metas que dibujas en un horizonte nunca palpable,
Pertenecer a la lucha que te pervive y te mata
pero te vive

y quisiera decirte que eres una persona
una personita como una hormiga
una existencia donde no puede caber tanta tristeza, porque es tan poco el tiempo

pero y no puedo
como decir que sólo
cuando yo siento que tanto
si tu estela es como la baba del caracol
brillante como
el camino de baldosas amarillas

*

Arruillo dijo...

Hay tanta profundidad en tu texto que es dificil no sucumbir con su lectura. Puedes sentir esa sensación de ahogamiento, pero rebélate, creo que sabes hacerlo, y sobre todo no te entregues. Piensa que ahí están ellos, Adalberto, Triana, Nerea y tantos y tantos otros que tan sólo con una mirada son capaces de hacernos salir del pozo más profundo, de sacarnos de ese ahogo,de tendernos su mano. Entiendo que hay momentos dificiles, pero bueno, lo mismo que Marisa, ahí está mi puerta donde puedes llamar,por si de algo sirven las palabras.
Un abrazo

siempreconhistorias dijo...

Querido Ybris, menos mal que suena terrible porque el ahogo es una sensación muy angustiosa para mí. El ánimo está en marcha.
Muchas gracias por tus palabras.
Un abrazo.

siempreconhistorias dijo...

Si me llega a mí, a ti llegará, Torito. Tendré que esperar la vulgaridad del más vale tarde...
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Perdona, Juanma, que ya hasta me desordeno. Lo de la calidad se agradece desde la duda y el afecto.
Gracias.
Un beso a los cuatro.

siempreconhistorias dijo...

Te necesito siempre, Marisa... Necesito leerte, y saberte. Tal vez parte del ahogo sea la separación pantallística que me impone el cansancio. Espero llamarte para cosas buenas.
Gracias.
Besos.

azpeitia dijo...

Que bello excursus de rebeldía, dolor, ausencias, resignación y vuelta a la rebeldía...sólo el dolor es capaz de construir cosas tan hermosas....desde Zuhaitz-Ondoa -azpeitia-

NáN dijo...

Querida Izaskun, te veo tan dolorida que no sé que pensar (ni qué decir).

Así que entro para firmar lo que dice Sergio Astorga. Léelo otra vez, como si fuera mío, de la primera a la última letra.

siempreconhistorias dijo...

¿Tendrán dueño también los recuerdos, querida Eva? Que vengan, que los invoco, para liberarlos luego.
Gracias,millones de,por tu paciencia.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Vamos,pa´lante, Triana, que el camino es pedregoso pero merece la pena. Gracias por tu aliento.
Un beso grandote.

siempreconhistorias dijo...

Querido Dédalus (no sé francés ni nada que me haga decente, aunque puedo leer hasta ahí diccionario en mano)nunca una música me pareció tan adecuada a mi momento.¡Gracias!
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Grito y regrito,brujita, y compraré la necesaria botella de vino blanco (aunque reconozco ser más de tinto yo, pero para esos casos...)
Gracias por tu apoyo.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Querida Pizarr, cuando asomas por aquítu naricita el agobio se gira a casi felicidad.
Muchísimas gracias.
Besos.

siempreconhistorias dijo...

Todos amaneceres, todos, quisiera yo disfrutar con amigos como ustedes,querido Sergio. Y lanzada voy a cogerlo por el cuello.
Gracias por tus palabras.
Un abrazo amaneciendo.

siempreconhistorias dijo...

Querido Cachalote, de tus palabras la fuerza para arrastrar el caparazón lleno de babas.Qué bonitas cosas me escribes,me sonrojaré hasta los zapatos para seguir el camino de baldosas amarillas.
Besos

siempreconhistorias dijo...

De mucho sirven las palabras, Arruillo amable. Me rebelaré siempre,espero,y miraré fiel las miradas inocentes.
Un abrazo agradecido.

siempreconhistorias dijo...

Bienvenido,azpeitia,muchas gracias por sus palabras y su visita.
Un saludo.

siempreconhistorias dijo...

Querido Nano,te hago caso y releo los amaneceres de Sergio como tuyos y me reinspiran. Purita ansiedad que me va saliendo a base de herpes.Nadanuevo!
Un beso

Maribel dijo...

Trepidante, asfixiante a veces, profundo, no te deja indiferente... Y ME REBELO Y ME ENTREGO. Chapeau.
Un abrazo.

siempreconhistorias dijo...

Muchísimas gracias por venir,Maribel, y por animarme. Un besito con café de descansito entre correcciones.

Camille Stein dijo...

'Sí, he sido mi padre y he sido mi hijo, me he planteado preguntas y las he contestado lo mejor que pude, me he hecho repetir, noche tras noche, la misma historia, que me sabía de memoria sin poder creerla, o nos íbamos, cogidos de la mano, mudos, sumergidos en nuestros mundos, cada uno en sus mundos, con las manos olvidadas, una en la otra. Así he sobrevivido, hasta el presente. Y aún esta noche parece que todo marcha bien, estoy en mis brazos, me sostengo entre mis brazos, sin mucha ternura, pero fielmente, fielmente. Durmamos, como bajo aquella lejana lámpara, embrillados, por haber hablado tanto, escuchado tanto, penado tanto, jugado tanto.'


... es Samuel Beckett: mecer la esperanza, incluso en la entrega, entre vientos de palabra...



un beso

siempreconhistorias dijo...

No te contesté a esta magnífico comentario, querido Camille. Samuel Beckett, ¡no sabes cuánto te lo agradezco!
Beso,
Izaskun