miércoles, 3 de marzo de 2010

PATALETA DE GUAÑOCA

o llorona, la que tengo.
Berrinche a destiempo, que ya no está una para lloriqueos, y sin embargo estoy en ello. Y vengo a escribir hoy de puro guañoca que soy (expresión que mi abuelo al que no conocí usaba respecto a mi madre imitando su lloriqueo de pequeña. Ya vi que no estaba en el diccionario y supongo que es algo onomatopéyico aunque tal vez en algún momento o lugar fue término reconocido, que no lo sé ni mucho me importa en este momento).
Y es que vengo con sofoco de quejica absoluta, de agobio innombrable, de cansancio seco.
Vengo lamento de mujer agotada que no logra justificar su fatiga. Grito de quien mira y no ve sino injusticias. Tristeza de quien siente que no quiere ser.
Pero vengo. Y pataleo.
Empezó marzo, se acerca el día de la mujer y está pronta la primavera. Nos trajo Sergio su calendario acorazado-germano y yo no tuve fuerzas para disparatar. Y no las tengo. Comentaba hace un par de días en el excelente blog de Ciberculturalia que pasé gran parte de mi juventud temprana (si no toda) haciéndole ascos a las cuestiones de género por aquello de que una es marxista y solo las clases, solo, y su lucha incesante nos liberarán. ¡Ay! Me paso mi maternidad añosa considerando que soy mujer y que algo debe tener que ver con tanto dolor de cabeza, con tanta entraña doliente, con tanto grito ahogado, conmigo. Y leo, intento aprender, me frustro. Siento que no puedo.
Me duele la cabeza. Todos los días. Mucho. Y la espalda y el brazo. Pero la cabeza más. Y no lo entiendo.
Rabieta de mujer menopáusica (o peri que para el caso tanto me da) asqueada de tantos discursos vanos, de tanta estadística para insistir en lo mismo, de tanta desinformación privilegiada. De...
Esta mañana después de llevar a los niños al cole compré en papel Público y El País y más que reconciliarme con la vida, a excepción de pequeñas cosas como el análisis de Ernesto Ekaizer que no encuentro en el digital para enlazar, me dieron ganas de salir corriendo. Llegué a casa y me asaltó la certeza de estar en paro, las pocas perspectivas de trabajo, el miedo a haberme pasado de lista dejando la puta empresa que me malexplotó veinte años. Entonces me sobrevino una rinitis alérgica inmensa y empecé a llenarlo todo de mocos mientras discutía con mi compañero sobre los miedos que me comen y la valía que no me veo y otras cosillas domésticas. Me puse a releer el informe de evaluación de la educación técnica en Ecuador que por fin acabé y envié y que tengo sobre la mesa para no hundirme del todo y mentirme pensando que puede salirme otra cosilla y que tampoco lo hice tan mal y.
Ataquito de señora que no tiene otra cosa mejor que hacer, que al fin y al cabo puede darle de comer a los niños y tiene libros por leer y, sobre todo sabe hacerlo. Me tomo un ibuprofeno (y van dos) y me pongo a intentar escribir algo para Delirio. ¡Ni una palabra! ¡Ni las pesadillas se me asoman! ¡Nada! Y tengo así más cosas que echarme en cara: no hice disparaTitos, no tengo trabajo, no soy capaz de escribir para Delirio, no viene mi Cachalote, no tengo una casa linda y ordenada, estoy engordando, no encuentro lectura que no me haga llorar, me da miedo la xenofobia que se agudiza con la renombrada crisis, odio quejarme sabiendo cómo está Chile, y Perú, y Afganistán, y los jóvenes yonquis que tocan a pedir limosna en mi piso a mediodía y.
Viene Irene a comer y lloramos juntas. Me cuenta que vio anoche La teta asustada y nos poemos a yutubear y a llorar y a hablar de mujeres y pueblos. Y de la teta asustada paso por asociación de ideas que no de tiempos a Yol y a Cuerno de cabra. Y entonces Irene me pide que le busque La pizarra y ahí vemos que también se trata de una directora, joven y guapa, con gesto severo y mirada precisa. Y vemos así el trailer de su última película, El caballo de dos piernas y ahí el llanto se me queda corto y con el grito atragantado y sintiendo aquel "...si ya te he dado la vida, llorona, ¿qué más quieres..., quieres más?" me siento a teclear.
Llorona soy. Y mujer. Y si algo me salva hoy, a punto de reventar, es serlo. Supongo que volveré a escribir ficciones y que continuaré la lucha, que sé en algún lugar del sueño debo tener fuerzas. Mientras tanto, hoy, podría renunciar a muchas cosas y desearía reventar como un triquitraque en fragmentos cortantes. Pero desde la pataleta y con los ojos abiertos quiero sentirme, y me siento, orgullosa de todas las mujeres, muchas, que miran sintiendo.

56 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Te dejo este comentario para que sepas que te he leído.
No te voy a decir nada más.
Qué decirte?
Qué aconsejarte?
Si lo sabes todo.
Si lo ves todo.
Un beso y un abrazo enorme.

Ciberculturalia dijo...

Querida Izaskun si todos los gritos de mujer fueran tan sólidos, tan fuertes, tan sinceros y profundos, como el tuyo, otro gallo nos cantaría.
Mirémoslo de esta forma. Nuestra sensibilidad profunda y amplia nos permita percibir la vida y sus cosas de una manera plena, total, sin concesiones. Esa intensidad, en momentos de flojedad que suelen ser previos a un arranque de energía y de decisión, nos hace quebrarnos. Pero esa quiebra se nos convierte siempre en fortaleza. Toda la vida llevamos haciéndolo. Porque nosotras podemos bajar porque sabemos, tu y yo lo sabemos Izaskun, que volvemos siempre a remontar.
Todos los ánimos y lloremos cuando nos de la gana. No pasa nada. Son espacios propios.
Gracias por cierto por la alusión a mi blog. Eres muy generosa.

Un beso y mi solidaridad

mariajesusparadela dijo...

Si yo supiera escribir como Carmen, te diría exactamente lo mismo.

Eva- La Zarzamora dijo...

Yo lloré y lloré y de tanto llanto me atraganté en tanto manantial. Luego me sequé.
Cuando lloré, me llamaron llorona, cuando me sequé, árida y seca.
Tú llora, ríe, salta, permanece árida en los instantes en los que el agua es "imbebible".
Pero grita siempre, como sólo tú sabes hacerlo, con tu llanto ahogado.

Besos

Arruillo dijo...

Desde luego te explicas por si sola. Hay que llorar, claro que sí, sobre todo cuando se siente que tenemos que soltar algo de nuestro interior. Cada cual busca la mejor manera de hacerlo, pero todos necesitamos proyectarnos al exterior, de lo contrario mal nos hiría, la carga sería demasiado pesada. A mí me suelen dar muy buenos resultados, contar con los amigos como paño de lágrimas y ellos saben que pueden contar conmigo.
Ví La teta asustada y me impresionó, aunque me quedaron algunas lagunas, porque cuesta entender todo lo que hablan. La cara de la protagonista son de esas imágenes dificiles de borrar.
Nerea de devuelve los besos.
Un abrazo

Gemma dijo...

Para no tener qué escribir eres un arrebato de letras sentidas y de talento. Que sepas que a mí tus palabras de desgarro y verdad me llegan siempre. Será el exorcismo que contienen, o la rabia que desprenden, no lo sé. Pero valen mucho, como tú.
Besos y ánimo

Fernando dijo...

Llorona soy. Y mujer.
Ahí es nada.
Ante los llantos inconsolables de las mujeres no puedo sino quedarme, juntarme, y aprender lo que es y cómo se recibe la vida.
Un abrazo.

iliamehoy dijo...

También por aquí duelen esas cosas. Y otras. Todas en femenino, no hay otra forma. Y hay ganas de flotar, aunque sea solo un segundo, y gritar, para seguir pensando que tal vez algo tenga sentido.
Una sonrisa, doble

Lena dijo...

Ay..Izaskun...!pero qué envidia de pataleta!

Coño, yo no necesito una así ya, que a mí sólo me salen proto patatelitas que se quedan en nada...

Si hasta tienes una palabra preciosa y tuya, guañoca...que delicia...

Yo digo mingona, que no sé de dónde salió, de qué rincón, y si nació en el allá o en el aquí...me gusta pero es cursilona, no como tu palabra que tiene decisión y contundencia...

¿será por eso que no exploto?

Este texto, este desahogo divino, es un monólogo que debería llevarse a las tablas...para que todas las que no somos capaces de dejar que la rabia corra, aprender...para reír y llorar porque nos sale, porque nos da la gana.

Hoy no te dejo besos sino aplausos.

Felipe dijo...

Izaskun,llorar es bueno.Desahogarse es bueno,porque ello nos está indicando que aún seguimos siendo seres humanos dignos y decentes.

Pero al llanto debe acompañar la firmeza de mente y corazón en una lucha que nunca acaba y que casi siempre nos dan por perdedores.

No somos llorones ni perdedores.Simplemente somos personas con el corazón atiborrado de justicia social.

Sólo somos viajantes con maletas repletas de amor y lucha y ahí puede estar nuestra propia grandeza,tu grandeza.

Un abrazo

Juanma dijo...

Me deja sin palabras este texto verdaderamente desgarrador por momentos. Es por eso, querida mía, que desde mi silencio te envío un buen manojito de besos.

sergio astorga dijo...

Lloremos.
Ahogao abrazo.
Sergio Astorga

Anónimo dijo...

Sono rimasto impressionato dal tuo blog, quanto è possibile lamentarsi e guardare l'ombelico, si prega di realtà nel mondo molte persone stanno morendo di fame e che se non piange o un gallo donna insoddisfatta. Non hai capito tutti i privilegi che hanno, è il momento guapita.
Lettore di Indignato così frivola.

Freia dijo...

Lo siento, Izaskun porque el blog es tuyo, pero las estupideces y la falta de respeto me sacan de quicio, de modo que no he podido evitar contestar a este tipejo.

Anonimo

Prima di tutto, "Lettore di indignao così frivola" (è proprio difficile scrivere più brutto di te). Ai lettori di questo magnifico blog non ci piace affatto gli anonimi. Qualsiasi può dare qui la sua opinione, ma questa va fatta con rispetto e seguita da un nome (il cognone non è obbligatorio).
Se veramente sei italiano, devi sapere che non scrivi in modo corretto la tua lingua materna. Quello "guapita" es più proprio dal "itagnuolo". Perché vuoi nasconderti?

E quello che è piú importante. La donna che amministra questo blog sarà sicuramente troppo amabile e gentile con te e forse non ti dirà nulla. Sò davvero che è generosa, molto più di te. È amica mia. Cioè e per addiritura credo che tu non sei la personna più adeguata per dare lezione di moralità a nessuno. Ancora di meno a mia amica. Tu non lo sai ma questa donna "siempreconhistorias" è più solidaria che tu. Ne sono sicura. l'ha dimostrato tante volte.

Siccome non sei capace di dare il tuo nome in questo blog e ci entri come un porco in un balletto, non hai diritto nemmeno ad una rispota da nessuno. Ne sono convinta. Si te l'ho data è per rogarti di andare via di questo blog. Non vogliamo trols come te.

Sei tu l'unico a guardarti l'ombelico. Sei tu il frivolo, mio anonimo indignato.

Vai via anonimo scemo ed ombelicato!

marisa dijo...

Pues me sumo a tu lloro, y a tu pataleo, y me rindo a tus letras, magníficas, vibrantes, sionceras, profundamente humanas, como siempre.Un abrazo que te llegue muy hondo , guapa.

Italo dijo...

Siento lo que ha producido mi comentario, en ningún caso ha sido con mala intención, estoy trabajando en Chile, si, con personas, que se lo están pasando muy mal que no tienen casa,que no tienen agua, que han perdido a seres queridos y un largo etc. Me hablaron de este Blog y me impresionó mucho su contenido, llanto y lamento con vuestra realidad, siento mucho herir vuestra sensibilidad. Creo que un viaje ayudar a está gente les sentaría de maravilla.Tampoco ha sido mi intención salir oculto, mi nombre es Italo Fabretto.
Un saludo

Freia dijo...

Yo tambien lo siento Italo. Te interpreté mal. Disculpa. Me dolió tu texto porque Izaskun es de las personas más solidarias que conozco y conoce bien América del Sur. Y como entraste sin nombre, pensé que eras un troll de ésos a los que les gusta insultar.

Casi siempre me paso de lista, de modo que no me lo tengas en cuenta.
Discúlpame.

Y tú también Izaskun, por meterme donde no me llaman. Siento el ridículo.
Un beso muy, muy fuerte mi niña.

Malvada Bruja del Norte dijo...

Estoy más o menos igual...No menopáusica pero sí con síndrome premenstrual. La alergia que no me deja vivir ni morir. En la oficina hubo recorte drástico de personal. Bueno, no debería quejarme, yo me salvé, pero a cambio ahora trabajo más por el mismo sueldo. Me apunté a 2 cursos:El saber no ocupa lugar, pero sí tiempo. Y sí, llega el 8 de marzo, y sí, tomé prestada las palabras de Gioconda Belli. Si te pasas por mi casita y las lees, seguro que te sentirás mejor. Bezzitos y Ánimo!

Malvada Bruja del Norte dijo...

Por cierto:

No seas tan exigente contigo misma.
No te culpes.
Déjate fluir...

Anónimo dijo...

italo
Si de algo escribe Izaskun es de ese sufrimiento, del otro. El sufrimiento de Izaskun es el del otro, el del que tu estás ayudando (ayuda que nadie más que izaskun, probablemente, valore).
De cualquier manera ella está en el otro, es, por momentos, el otro que sufre y que nos tiene que ayudar, sí, ellos a nosotros, porque somos los pobres de espíritu (permítanme la ñoñez judeocristiana).
Espero , sinceramente, que la ayuda que prestas no sea de "buenrollista" europeo que va salvar a los pobres del tercer mundo.
Y espero, sinceramente, que sigas leyendo este blog para que sientas en letra escrita el desgarro del otro.
Saludos y suerte

Patrick Bencomo dijo...

mis disculpas por haber puesto el anterior comentario como anónimo, un error involuntario que espero no repetir.
Saludos

siempreconhistorias dijo...

¿Y qué responderte, querido Toro, que tú no sepas?
Tus entradas en las mías se me hacen imprescindibles y lo que dices me traduce, siempre.
Un beso.
Enorme.

siempreconhistorias dijo...

Querida Carmen,no sé cómo agradecerte tus palabras, tu comprensión, tu lectura serena de esa mirada sin concesiones que me atormenta.
Gracias desde dentro. Te leoo y me busco.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

¡Ay,mariajesusparadela,entonces te respondería lo mismoyo!
Muchísimas gracias.Cuando asomo por tu casa y veo todo lo que haces, todo el trabajo que cada día realizas me siento admirada de ti y agobiada de mí.
Gracias, de verdad.
Besos.

siempreconhistorias dijo...

Lo intento, querida Eva, pero, bien lo sabes, cuesta.
Te quiero mucho.
BEso.

siempreconhistorias dijo...

Amigo Arruillo, gracias por admitirme la descarga. También yo uso a los amigos como pañuelo...
¿no se nota?
La cara de la chica de la teta asustada me parece perfecta para trasmitir ese horror contenido. Y que me digas que me explico me hace reconciliarme con mi faceta de maestra.Y...
Gracias, muchas y muchos besitos a Nerea.

siempreconhistorias dijo...

¡Ay, Gemma, que me nombras el exorcismo y me imagino vomitando arvejas, como decía mi padre!
Y que el problema, témome, es que tal vez lo único que sepa escribir sean quejas y...
Que te agradezco mucho, muchísimo tus palabras y que, como requetebién sabes, eres mi crítica imprescindible.
Muchas.
Muchichísimas gracias.
Besotes y besoncios, siempre.

siempreconhistorias dijo...

Querido Fernando, ese recibir la vida, y cómo hacerlo, es para mí la clave. Sin concesiones, comentó Carmen, y ahí el dolor.Tengo muchas cosas que ordenar en mi cabeza, en mi hígado, en mi corazón, en mis pulmones... Juntarse me parece una magnífica posición.
Gracias.
Besos.

siempreconhistorias dijo...

Querida Ilia, tenga o no tenga sentido, esto es y aquí estamos.
Te quiero mucho, recibo cada sonrisa tuya como la de una niña de ojos bien abiertos, y me gustaría que estuvieras bien. Tal vez los dolores sean necesarios para esta flotación que nos traemos entre manos.
Un beso gigante y sonreido.
O dos.

siempreconhistorias dijo...

Querididísima Lena, ¿aplausos? Mira que llamo a la jefa lengua y se nos enfada. Muchas, muchísimas gracias por tus palabras. Ya sabes, yo tampoco exploto del todo, pero lo intento.
Besitos.

siempreconhistorias dijo...

Amigo Felipe, amor y lucha para el viaje me parecen ropa más que suficiente. Totalmente de acuerdo con su comentario. A por esa firmeza, a veces perdida, vamos.
Un saludo,

siempreconhistorias dijo...

Qué bellísima expresión, amigo Juanma, y cuántos recuerdos en ella. Un manojito... de orejas dispuestas para ti. Muchísimas gracias por decir (empezaba a temer que hubiera algún desconocido enfado, gajes de la paranoia, ya sabes).
Besitos a los cuatro.

siempreconhistorias dijo...

Y ríamos, Sergio. Gritemos, y callemos. Vivamos. Y siempre con esos necesarios abrazos.
Gracias.
Muchas gracias, querido alacrán.

siempreconhistorias dijo...

¡Y ahora debate, novedad absoluta en este blog y tatatachán!
Como leí cuando la identidad estaba dada me permito saludar a Italo y después agradecerle a mi admirada condesita.
Italo, gracias por identificarse, por venir y por comentar. Siento mucho que este blog que al parecer le recomendaron no le haya gustado (me extraña que no le advirtieran de que soy una quejica nata).
No comprendo el italiano y me sorprendió su primer comentario que respondió mi querida amiga. Ahora me escribe en español y solo puedo alabar su colaboración con el pueblo chileno y comentarle que si pudiera estaría allí, y en otras muchas partes, pero no por sentirme bien.
Por lo demás, me sorprende que hable usted de mí como una "guapita" desconocedora de sus privilegios, no sé si es que presupone que vivir en Europa es sinónimo de opulencia o si conoce mi realidad. En cualquiera de los casos me queda claro que escribo muy mal puesto que la queja, el llanto, no era por mi situación, sino por la imposibilidad de, por la incapacidad para, por la impotencia...
Si cree que puedo colaborar en algo respecto a las situaciones que está viviendo le ruego que me lo haga saber.
Un saludo,
Izaskun

siempreconhistorias dijo...

Querida Condesita, nada que sentir. ¡Al contrario! Agradezco que haya entrado al trapo, porque yo no sé italiano y porque me ha hecho sentir un respaldo que faltita me hace. Aunque después todo se haya encauzado la primera respuesta me gusta, mucho, porque no entiendo pero la sonoridad me pierde y porque la dureza del tono me gustó. Te lo agradezco muchísimo, como agradezco la segunda respuesta.
Pero sobre todo quiero decirte que contar con tus palabras en este blog, contar con tu apoyo de mujer culta y solidaria, contar contigo es sumamente importante para esta guapita llorona.
Un beso.

siempreconhistorias dijo...

Hondísimo me llega tu abrazo, Marisa, como tus letras todas.
Muchas, muchas, muchas gracias. Un abrazo cálido para ti, poeta admirada.

siempreconhistorias dijo...

Querida brujita, pasaré por tu blog a disfrutar a G. Belli, no lo dudes. Gracias, muchísimas por tus palabras siempre amables. Intento dejarme fluir, lo sabes, pero la cañería está tupida, tupida.
Un beso fuerte.

siempreconhistorias dijo...

Y también mi compañero entra a responderle a Italo. (Al final voy a pensar que no confían en mi capacidad de respuesta, ¿defensa?)
Gracias, Patrick, por entrar y decir. Sabes que mi concepto de mí es bastante distinto al tuyo, pero... Sí. Creo que intento contar otros dolores, aunque se ve que no me salen. En cualquier caso, hoy estaba oyendo unas palabras de Galeano en las que hablaba de que el realismo no es solo decir lo que hay sino lo que se quiere y que en la barriga de este mundo hay otro mundo posible... Y eso es lo que creo, y no por guañoca prescindo de Chile..
Gracias, Patrick, por aguantarme (que no es poco).

NáN dijo...

Nada hay peor que el agotamiento de la energía. El mundo sigue dando vueltas igual si no estamos; pero si estamos, podemos tratar de que dé vueltas algo mejor.

No tengo otra que convocarte a la alegría rabiosa. Ya sé que cuesta. A veces, como me pasa últimamente, no hay que leer periódicos. Esto va mal, pero que no se diga que es por nosotros.

Abraçets y besos.

siempreconhistorias dijo...

Joder,NaNo amigo, va de puto culo este mundo y me gana la impotencia. Pero contigo y con Quilpayún que hoy recupero voy a ponerme el negro pero con ganas de alegría rabiosa, sí.
Un beso.
Un abrazo.
Todas las gracias.
¡Vamos allá!

Freia dijo...

¡Huy, Izaskun. No sé yo quién ganaría a quién a llorona..!

Y de culta nada. Que soy empleada de banca prejubilada. Si hubiese sido culta no me habría pasado la vida malexplotada y haciendo que otros se enriqueciesen a cosa de mi trabajo y las plusvalías que le generaba.
Menos mal que tuve la suerte de librarme pronto.

También soy especialista en meterme donde no me llaman. Me pierde el pronto (y no precisamente el de los muebles).

Un beso fuerte,

siempreconhistorias dijo...

Querida Condesita, que por culta que sea no es fácil (espero que sea posible) librarse de dejar plusvalías a otros en este sistema. Y esos otros, por definición nos malexplotan. O bien para ellos, que nunca se sabe.
Que yo sigo viéndola como la veo y sigo alegrándome muy mucho de que venga y diga lo que quiera.
Un beso fuerte, fuerte,
Y otro de repuesto.
Muchas gracias,

Isabel Romana dijo...

He quedado impresionada y conmovida por este texto, tan intenso, tan sincero, tan lleno de pesares y de esperanza. Me siento muy orgullosa de tí y tú debes estarlo también, porque tienes fuerza y palabras y el valor de escupirlas al mismo tiempo que las lágrimas. Las lágrimas son agua y del agua brota la vida.
Un abrazo muy fuerte y mucho ánimo.

Maribel dijo...

Pues que no te quepa duda, querida Izaskun, de que con tus dolores de cabeza, con tu hartazgo de la vida, con tu falta de inspiración, con tu pataleo justificado o no, con tu desempleo, con tu menopausia y con tu ibuprofeno, ERES GRANDE. MUY GRANDE.
Un abrazo.

__MARÍA__ dijo...

Izaskun, te digo como María Jesús, que ya quisiera yo escribir como Carmen para decirte esas cosas.
Llora, tú que puedes.
Yo llevo sin llorar desde antes que muriera mi papá, no lo hice a su muerte, y ahora no puedo.
Así que te siento "afortunada" porque esa catarsis viene bien. Creo yo.
¡Estas edades nuestras...! ¡Qué coñazo!

Un beso y mi solidaridad para contigo.

siempreconhistorias dijo...

Impresionada quedo yo, admirada Isabel, del cariño y el ánimo que tus palabras destilan. Del agua brota la vida.. cierto es y a ello me agarraré.
Un beso fuerte y millones de gracias.

siempreconhistorias dijo...

Qué va, Maribel, soy chiquita y regordeta y estoy llenita de alergias preprimaverales pero tus palabras me alegra. Mucho.
Gracias y gracias.
Besos.

azpeitia dijo...

Izaskun, yo íba a pedirme para mi próxima reencarnación, ser mujer, pero después de leer tu excursus, me he quedado patidifuso, me voy a pedir ser aguila andina, para sobrevolar sobre la vida...Un abrazo de azpeitia

siempreconhistorias dijo...

Gracias por venir, MAría. Es verdad, a mí también me pasa que a veces no puedo llorar, muchas veces y eso es siempre peor. De cualquier modo patalear a gusto es importante. Un beso fuerte y gracias por tus ánimos.
Gracias.

siempreconhistorias dijo...

Querido Azpeitia, no me parece nada mal que se pida usted ser mujer, y se opta por el águila andina que sea hembra... El pataleo no debe espantarlo, fíjese en el final y verá que ser mujer salva y sirve.
Muchas gracias por venir.
Un abrazo,

Bariloche Alquileres dijo...

Buen relato

siempreconhistorias dijo...

Gracias, Bariloche.
Un saludo,

PIZARR dijo...

Caramba Izaskun, si hasta cuando dices no poder, puedes de esta manera..

Sabes que me gusta muchísimo lo que escribes cuando los "males te atacan", los expresas de tal forma, que estoy segura que se vuelven esas letras terapia de choque para olvidarlos.

No seas tan dura mujer, y como bien dices, siéntete orgullosa no solo de ser mujer, sino de ser como eres. A mi me encanta...

Un fuerte abrazo

siempreconhistorias dijo...

Querida Pizarr, muy hondo te agradezco tu presencia, y tu palabra.
Gracias por decirme.
Gracias, siempre, por la belleza que derramas.
Beso.

Cachalote dijo...

Como las razones son puramente personales y emocionales,

y como ella ya lo sabe y eso es lo que cuenta, sólo puedo aducir que

a mí me sirve.

Besos atlánticos.

siempreconhistorias dijo...

Y como mi Cachalote es guía y se viene atlántico, a mí me basta.
Muchísimas gracias. Es todo un detalle que te hayas parado a comentar aquí.
Abrazo de llorona.